Entrevistas

Marwan, poeta del siglo XXI

Por  | 

Parece mentira que con la que está cayendo un poeta se convierta en ídolo de masas. Tal vez, eso significa que todavía hay esperanza para una parte de la humanidad. Y es que Marwan, con su segundo poemario, ya ha conseguido tres reediciones en tres días. Poeta del siglo XXI que ha sabido jugar con Internet y las redes sociales a su favor hasta acabar convertido en todo un fenómeno: escribe al amor y a la vida tan bonito, que no hay quien se le resista. Cualquiera puede verse reflejado en sus poemas y canciones, pero solo él sabe qué palabras ponerle a ciertos sentimientos. Y ahí reside la clave de su éxito, su pasión por cultivar lo que otros no pueden: la palabra.

Por María Ares @meriaresc

TODOS-MIS-FUTUROS-SON-CONTIGO

¿Cómo te sientes con tu segundo libro entre las manos? 

Muy feliz, porque me lo he currado mucho y además lo ha publicado Planeta, los otros son autoeditados. Y porque soy feliz cuando hago lo que más me mueve en la vida: crear y compartir.

En él encontramos muchos “micro-poemas”, esos que podrían caber en un tuit. 

Si, de hecho muchos nacieron ahí. Las redes sociales han sido clave en mi carrera porque nunca he tenido un sello ni discográfico ni editorial detrás, sino que todo lo he compartido en las redes y el boca a boca ha hecho que esté donde estoy.

Este libro, ¿sigue la línea del anterior? 

Lo cierto es que no buscaba continuar. Se nota que sigo siendo yo pero que es una evolución. La temática es diferente, no es tan desgarrado y visceral como el anterior, que era más triste y hablaba de una relación tormentosa, sino que hablo más del amor, de las dudas que te surgen en ese amor y del momento vital en el que estoy ahora, del compromiso. También algunos poemas son mucho más largos, porque creo que me he vuelto más maduro, más reflexivo al escribir.

¿Cómo logra triunfar un poeta en los tiempos que corren? 

Es muy sorprendente que me pase esto como poeta y como cantautor, porque tanto la poesía como la canción de autor son géneros bastante minoritarios, y más sin grandes plataformas detrás. Es la hostia que el público se acerque a nosotros, que somos gente que solo intenta cultivar con cariño la palabra.

Y hablando de los tiempos que corren, ¿crees que todavía hay salvación para España? 

Si que lo creo. Ahora se acaba de abrir una gran puerta. Se ha demostrado que la gente está muy indignada, que hay mucha desigualdad social, mucha falta de oportunidades… Y aparecen políticos que quieren solucionarlo. Esa es la mejor noticia que nos pueden dar.

La actualidad social y política está muy presente en tu nuevo libro. ¿Ha perdido la poesía ese poder de denuncia social que tenía cuando nació? 

Creo que mi generación, tanto la canción de autor como los poemas, han perdido un poco esa denuncia y van más por el tema del amor y el desamor… Pero desde luego que tenemos una deuda pendiente con la sociedad y tenemos que denunciar las cosas que pasan a nuestro alrededor, vivimos en un lugar además en el que millones de personas están sufriendo y los que podemos llegar a mucha gente, no es que tengamos el deber, pero si la deuda de darle voz a quien no la tiene.

Cuando escribes, ¿cómo decides lo que va a ser canción y lo que va a ser poema? 

Es un tema meramente logístico: si tengo la guitarra entre las manos, va a ser canción; si tengo un lápiz y un papel, o estoy leyendo un libro y se me ocurre algo, va a ser poema o texto.

En este binomio de canciones y poesía, ¿qué pesa más? A mi me gusta más hacer canciones pero me cuesta mucho menos hacer poemas y por eso escribo más poesía. Soy más libre en los poemas pero para mi, la canción es un género superior.

¿Qué le dirías a un joven de 16 años que sueña con ser poeta? 

Que no piense en ser poeta: lo importante no es querer ser poeta sino querer escribir. A mi me da igual que me llamen poeta, cantautor o lo que sea, porque yo lo que quiero es crear y emocionar con eso.

En julio tocarás en el Circo Price como parte de Los Veranos de La Villa. 

Toco todos los meses en Galileo, pero ahora he parado pensando en ese concierto del 10 de julio en el Circo Price. Hace dos años di allí mi mejor concierto acompañado por Ismael Serrano, Pedro Guerra, Luis Ramiro, Jorge Drexler, Rozalén…

¿Puedes recomendarnos algún sitio de Madrid en el que leer tus poemas? 

El parque del Oeste, que está cerca de mi casa. En esta época está precioso para sentarse en el césped, desconectar y leer poesía.

(Visited 183 times, 1 visits today)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *