Gastro

Bodega de los Secretos: el nuevo restaurante oculto de Madrid

Por  | 

En una pequeña y estrecha callejuela del céntrico Barrio de las Letras (San Blas, 4) se ubica esta bodega del siglo XVII reconvertida este invierno en un nuevo restaurante: Bodega de los Secretos.

Un rincón escondido a las tropas de Napoleón, que se descubre ahora para acoger al público más cosmopolita y gourmet de la capital apostando por una moderna decoración y una cocina mediterránea con base en el producto de temporada y reminiscencias a la cocina asiática.

Bodega de los Secretos es más que un restaurante: es un lugar único, que el paso de los años ha llenado de secretos e historias, en el que olvidarse del mundo exterior y viajar a través del tiempo. El cliente vive una experiencia multisensorial desde que atraviesa su puerta y baja por sus escaleras guiado por Cristina Vila, artífice de Bodega de los Secretos. Ella misma recibe, atiende y desvela los secretos que guarda esta bodega, como los refugios contra los bombardeos de la guerra civil, mientras recorre un laberinto de hornacinas en las que el vino reposaba para alcanzar su madurez, y bajo las cuales ahora se exponen las mesas preservando la intimidad de los comensales. Una auténtica joya arquitectónica con grandes bóvedas de estilo románico salpicadas de artes decorativas de los templarios que conviven en perfecta sintonía con un mobiliario de tendencia que combina diferentes lámparas de diseño, sillas italianas, mesas de fusión española y luces de distinta intensidad que hacen que cada mesa tenga su propia atmósfera y el comensal se sienta único. Un espacio inigualable en el que celebrar además todo tipo de eventos privados, en los que Cristina, junto con un equipo joven, entusiasta y profesional, se encargan hasta del más mínimo detalle para que todo esté perfecto.

_IBC5734

EL SECRETO ESTÁ EN LOS FOGONES

Al sentarse a la mesa y abrir su carta bien estructurada, el cliente descubre una cocina mediterránea llena de contrastes y matices que despierta nuevas sensaciones en el paladar. La experiencia gourmet puede comenzar con un atrevido maridaje fumé con cava rosé y pescados ahumados de Carpier, unas delicadas alcachofas que esconden foie en su interior o un tartar de atún rojo aderezado con algas. La historia gourmet continúa con una selección de risottos y arroces, entre ellos Rissoto de arroz Carnaroli, setas y crujiente de queso o una clásica y perfecta paella. Tampoco faltan carnes y pescados de temporada en composiciones únicas y sorprendentes como el tartar de bueyes felices de Lérida de un pequeño productor ecológico y elaborado según la receta de JM, un buen amigo de la casa, el secreto ibérico macerado con miel y elaborado a la parrilla o la merluza con ragout de chipirones. Para terminar, dulces tentaciones como la sopa de fresón con helado de yogurt o el coulant de chocolate con helado de mango.

Para completar este viaje, su sumiller ha ideado una carta de vinos, escueta pero con referencias bien seleccionadas de las principales D.O. españolas y cavas de pequeños productores. Además disponen de un carrito de gin tonic para disfrutar de una relajada y pausada sobremesa.

 

1 Comment

  1. Cristina

    6 febrero 2014 at 18:05

    Guuuuuaaaauuu!!! Es impresionante, la verdad es que es una gran oportunidad, la que nos ofrecéis, de poder disfrutar de este singular restaurante y degustar su gastronomía. Me encantaría poder opinar ,con conocimiento de causa, a través de este concurso que HSM propone.
    Muchas gracias. Un abrazo