Viajes

Descubre Marrakech y su magia

Por  | 

Olores, colores, cultura, caos, y magia, mucha magia. Marrakech es una de esas ciudades a las que podemos llegar en menos de dos horas de avión, pero probablemente sea una de esas en las que más lejos nos vamos a sentir de casa. Allí todo es distinto, nuevo y un choque cultural tan grande, que te hace saber desde el minuto uno que será un viaje especial. Te mostramos algunos de los planes que no puedes perderte para querer volver siempre, ¿te apuntas?

La Medina: el corazón de Marrakech

La Medina es el corazón de esta preciosa ciudad, perderte entre sus estrechas calles siempre es una buena idea. Te irás encontrando con tesoros escondidos, infinitos puestos de cerámica, artículos de cuero, ropa, joyería, muebles, comida, y muchas otras cosas mas que te aseguro que querrás llevarte. No te olvides de que todos te ofrecerán cientos de cosas a cada paso que des, ¿mi consejo? sonríeles amablemente y si algo te interesa recuerda que tendrás que regatear y que lo mejor es siempre empezar por un precio mas bajo del que pagarías. Marrakech nos recibe con los brazos abiertos y la sonrisa en la cara de toda su gente, así que piérdete entre las calles de la Medina, acepta las invitaciones que te hagan e imprégnate de todo cuanto veas.

Processed with VSCO with ke1 preset

Hablando de tesoros escondidos en la Medina, os recomendamos visitar la Medersa -o Madraza- de Ben Youssef. En países musulmanes una Medersa es una escuela de estudios superiores. Actualmente se ha convertido en una atracción turística por ser la Medersa mas grande de Marruecos y por supuesto, por el monumento en sí. Entrarás y te darás de bruces con un patio precioso que seguramente te hará exclamar un gran “ooooh”. Es cultura y belleza. ¿Necesitas mas motivos?

0798AA60-6521-4F55-B74C-D64E89559325 2

Alojarse en la medina – Riad Farhan –

Una experiencia que no puedes perderte es alojarte en uno de los muchos riads que hay en la Medina. Olvídate de hoteles modernos y alejados, un riad es pura esencia marroquí y todo un lujo a bajo coste. Concretamente elegimos el Riad Farhan, que nos acogió durante dos mágicas noches. Un patio marroquí, una azotea donde desayunar, muchas plantas, una decoración de ensueño, una piscina, servicio de masaje, comida típica de allí y por último pero no menos importante, un personal de 10. Amables, cercanos… Vaya, que nos hicieron sentir como en casa ¡Volveremos!

Processed with VSCO with c2 preset Processed with VSCO with a4 preset

Café des Epices y Plaza Jamma El Fna

Café des Epices

Plaza especias 2

Dentro de la Medina tenemos estas dos maravillas, ambas absolutamente imprescindibles. El café des Epices lleva este nombre porque se encuentra en la plaza de las especias; es un café con una terraza en lo alto del edificio desde la que tienes una vistas perfectas: las montañas del Atlas al fondo, el bullicio de la plaza donde los locales hacen vida y venden sus productos, y todos los tejados rosados de Marrakech. Un placer para los ojos. Si algo me invitó a pensar este lugar fue lo siguiente: cuando baja el sol, mientras te tomas un té calentito en el café de las especias, con la vista alto turbia por la neblina que caracteriza a esta ciudad, te paras un minuto y piensas: “esto es magia, deja que te atrape”.

Plaza especias

Plaza Jemma el Fna

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cualquier momento es bueno para pasear por aquí, tanto de día como de noche tiene un atmósfera muy especial. La plaza tiene de todo, desde monos que no dudarán en ponerte encima para que te saques una foto, pasando por encantadores de serpientes, mujeres que te ofrecen tatuajes de henna, puestos de fruta, bares, terrazas, restaurantes, música… En fin, lo que sería la definición exacta de caos controlado. Aunque resulte algo caótica, es absolutamente segura, divertida y lo mas importante, está llena de vida a cualquier hora del día.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA Processed with VSCO with kp9 preset

La Mamounia

La Mamounia es uno de esos hoteles de ensueño en los que todos quisiéramos alojarnos y pasar días y días entre sus puertas. Es un palacio al mas puro estilo marroquí que cuida hasta el más mínimo de sus detalles. Es así que..¡hasta tienen perfume propio! que por cierto, huele de maravilla. Otra de las curiosidades de este increíble hotel es que desde el 1 de noviembre está a la cabeza de toda su oferta pastelera el considerado “mejor chef pastelero del mundo”: Pierre Hermé. La Mamounia recoge ahora entre sus puertas su primera boutique en Marruecos. Dulces tradicionales con un toque personal y pasteles creados en exclusiva para el hotel. ¡Ñam!

Mamounia3

Cada rincón, sala, patio o jardín que componen la Mamounia son una auténtica preciosidad. Pero como no es un hotel que esté al alcance de todos se puede optar por obtener un day pass para poder visitarlo y disfrutarlo sin necesidad de alojarnos en el. Existen varias opciones y os recomiendo que visitéis su página para informaros de ellas y que no os lo perdáis. https://www.mamounia.com/es/experiencias-unicas/day-pass.html

Processed with VSCO with av4 preset

Jardines Majorelle y Museo Yves Saint Laurent

Jardines Majorelle

JardinMajorelle2

Los jardines Majorelle fueron diseñados en 1924 por Jacques Majorelle, un pintor francés absolutamente enamorado de la belleza de Marrakech, que hizo construir su casa entre estos jardines al mas puro estilo Art déco. Desde 1980 estos jardines pasaron a ser propiedad del diseñador Yves Saint Laurent, otro personaje que encontró mucha inspiración en esta ciudad e instaló su estudio aquí durante una temporada, ¡cómo para no hacerlo! Pasear por aquí es un verdadero placer. No nos extraña que sea una de las atracciones indispensables de la ciudad. Este jardín está lleno de exóticas y diversas plantas, entre ellas, más de 300 especies botánicas diferentes, paredes de un azul Majorelle eléctrico, colores naranjas y amarillos que nos harán vibrar… ¡Parada indispensable!

Processed with VSCO with av4 preset

Museo Yves Saint Laurent

A escasos meses de su inauguración, tuvimos la gran idea de sacar un ratito para visitar este museo. Se encuentra a pocos metros de los Jardines Majorelle y en él podrás tener la suerte de admirar numerosos diseños de Yves Saint Laurent, bocetos de sus vestidos, su trayectoria y la inspiración que le llevó a crear todos sus maravillosos diseños. Tanto si te interesa la moda, como si no, te recomiendo absolutamente visitarlo. Es fuente de inspiración, y una exposición que resulta un placer para los sentidos. Además también podéis comer y relajaros después de la visita en una pequeña terraza contigua al museo, rodeada de cactus, donde aparte de la comida tradicional marroquí, también puedes degustar cualquier otro plato, un té o lo que mas te apetezca. Estaba todo delicioso. Este referente de la moda nos dejó esta gran frase: “Las tendencias desaparecen, el estilo es eterno”. Algunas personas nos dejan legados irremplazables.

Processed with VSCO with av4 preset

Reserva tu escapada y déjate atrapar por la magia de Marrakech.

(Visited 119 times, 2 visits today)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *