Gastro

Fuencarral acoge el nuevo Mercado de San Idelfonso

Por  | 

A escasos metros del lugar que ocupó hasta su demolición en 1970 el que fuera el primer mercado de abastos cubierto de Madrid, el nuevo Mercado de San Ildefonso abre ahora sus puertas, o mejor dicho sus paredes. Y es que el de San Ildefonso no es un moderno mercado más de los que están proliferando en las capitales de nuestro país. Es un novedoso concepto de ocio, disfrute y socialización en torno a la gastronomía, al estilo de los street food market que pueden encontrarse en Londres, Nueva York, Singapur o Bangkok.

Un espacio único que ha sido diseñado como una auténtica prolongación de la bulliciosa y cosmopolita calle Fuencarral en que se ubica: con adoquines que recuerdan a los de las vías peatonales en sus suelos y absolutamente abierto al exterior a través de grandes ventanales abatibles, pero -como el mercado histórico al que debe su nombre- con un techo que lo cubre todo.

En el Mercado de San Ildefonso no hay coloridas cajas de hortalizas, ni piezas frescas para cocinar en el hogar. Su oferta se basa principalmente en el producto manufacturado, algunos en estado puro, pero siempre listos para tomar en el establecimiento o mientras se sigue el rumbo por la calle principal. Puedes encontrar hamburguesas o crepes hechos al momento, croquetas, marisco, embutidos variados, frutas o ensaladas, entre otras delicias. Todo ello con el objetivo de ser un break en la jornada de compras, un punto de encuentro en horario after work, una alternativa al aperitivo o una parada estratégica para vecinos, turistas y asiduos entre Malasaña, Chueca y Triball.

MERCADO DE SAN ILDEFONSO (30)

En sus casi 700 m² de superficie total, que se distribuyen en tres plantas, alberga 18 puestos, tres barras de servicio (una por planta), mesas altas corridas franqueadas por algún que otro taburete y dos terrazas: la principal está recubierta por un graderío de madera que genera la sensación de estar en una plaza más de las que esconde el barrio de Malasaña y la segunda -un recoleto rincón entre plantas a modo de fumadero- está rodeada de vegetación a modo de un bucólico parquecillo urbano.

Dirección: Fuencarral, 57.
Horario: de 10 a 24 horas de domingo a miércoles. De jueves a sábado el horario de cierre se prolonga hasta la 1 horas.