Entrevistas

José Luis Gil estrena una adaptación del mismo Woody Allen

Por  | 

José Luis Gil estrena la adaptación teatral de ‘Si la cosa funciona’, una película de Woody Allen, en el Teatro Cofidís Alcazár (calle de Alcalá, 20).

 Por María Ares @meriaresc

Aunque el gran público lo conoce por su papel en la serie de televisión ‘La que se avecina’, durante todos estos años, José Luis ha compaginado su trabajo como ‘presidente de esa comunidad’, con diferentes papeles encima de las tablas. Adora el teatro. Por eso nos vuelve a sorprender con una adaptación teatral de la película ‘Si la cosa funciona’, creación original del mismísimo Woody Allen.

¿Cómo te sientes interpretando un texto de Woody Allen? 

Muy bien. Ya me gustaba cuando lo leí por primera vez, porque todo lo que dice el personaje, lo pienso yo también.

Interpretas a Boris, que es un personaje un poco cascarrabias, irónico, sarcástico… ¿Te identificas en algo con él? 

La verdad es que si. Es un hombre que se ha aislado de todo porque no cree en la especie humana, pero es intelectualmente superior. Las reflexiones que hace con respecto a la vida, no tiene ningún problema en decírselas a los demás, no tiene que ser amable, ni simpático…

joseluisgil0

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Os habéis inspirado en la película de mismo nombre. ¿Se mantiene fiel? 

Salvo las diferencias lógicas de espacio y tiempo, lo que es la esencia de la película, los escenarios, los personajes, los diálogos… Eso se mantiene fiel. Muchas de las películas de Woody Allen son teatrales, esta lo es. Y eso ha ayudado a que la adaptación fuera perfecta.

¿También se mantienen las referencias a la ciudad de Nueva York? 

Por supuesto. Está el decorado principal, que es la casa de Boris: un loft del Bronx. Y todo tiene un ambiente muy Woody Allen.

¿Te gustaría que Woody Allen llegara a ver la obra? 

Si, podría gustarme. Creo que es fácil que a él le gustara como la adaptación que es, porque está muy bien hecha, pero no creo que sea necesario que todas las adaptaciones pasen por el visto bueno del autor. Porque cualquier autor sabe que cuando escribe algo, es suyo, pero en el momento en el que lo da a conocer, deja de ser suyo porque cada uno lo hará propio para darle una interpretación personal.

¿Crees que al representar algo que tiene el sello de Woody Allen, el éxito está asegurado? 

No lo creo. Una cosa es que eso tenga ciertas garantías de que el texto tiene prestigio, pero nadie asegura nada. Eso es imposible. Todos los días se representan obras de Shakespeare con los teatros vacíos, así que la firma de un autor no es una garantía de nada. Depende de cómo, quién, cuándo… Aunque como actor, productor, como parte del proyecto… Que el producto haya salido de Woody Allen te da más confianza en ese producto. Pero hasta conocer la respuesta del público, no se sabe.

¿Cómo está siendo la acogida del público hasta el momento? 

En las funciones que llevamos hasta el momento (han sido cuatro) la sensación es maravillosa… El teatro ha estado lleno y el público entregado. No se puede pedir nada mejor para un estreno.

Y hablando de otra cosa, ¿qué tal te llevas con Enrique Pastor? 

(Risas). Demasiado tiempo juntos, tenemos una relación tan larga que hemos pasado por varias crisis. Pero mi amigo Enrique me cae muy bien, aunque no entiendo muchas cosas de las que hace, mi obligación es intentarlo. Es un perdedor simpático, buena gente… Me inspira mucha ternura. Es sincero y honesto.

¿Puedes hablarnos de lo que más te guste de Madrid?

La verdad es que salgo muy poco porque no tengo tiempo. Pero la zona que más me gusta es, sobre todo, la Plaza de Santa Ana, con el Teatro Español presidiendo… Allí debuté como actor con 12 años.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *