Entrevistas

María Marte: “Si no tienes vocación no vales para la cocina”

Por  | 

Jefa de cocina de El Club Allard de Madrid con dos Estrellas Michelín desde 2013, Premio Nacional de Gastronomía en 2014, la historia de María Marte es inusual e inspiradora. Nacida en la República Dominicana, Marte se interesó por la cocina desde muy pequeña gracias a la influencia de sus padres. Con 27 años y tres hjjos, en 2003 decide dejar su tierra natal para venirse a España y cumplir su sueño de dedicarse a la alta cocina.

Nada más llegar, la contratan para fregar en El Club Allard, con Diego Guerrero como jefe de cocina. Tras meses de fijarse en el trabajo de los demás, Marte pide que le den una oportunidad para cocinar, y se la conceden, eso sí, sin dejar su primera obligación de fregar. A los tres meses, Guerrero la nombra cocinera, y en 2006 se convierte en su mano derecha. En 2007 llega la primera Estrella Michelín y en 2011, la segunda. En 2013, Diego Guerrero se marcha y María Marte se pone al frente de El Club Allard que sigue confiando en la mano experta de esta cocinera con una historia nada convencional.

Gracias al Restorán Mahou, reabierto en Lamucca de El Prado, hemos podido ver y disfrutar de María Marte en una de las muchas noches que ofrecen una cena de Estrellas Michelín.

Entrevista maria marte hsm

¿Qué significa para ti Madrid?

Significa mucho para mi, sobre todo por la gran oportunidad que me han dado los madrileños y el mismo Madrid desde que llegué de Santo Domingo, que es mi tierra natal. Me han acogido con mucho cariño. Para mi Madrid significa mucho.

¿Cómo representarías Madrid en un plato? 

Imagínate. Creo que todos los madrileños se identifican con una buena tortilla de patatas o unos buenos callos a la madrileña. Representaría Madrid con sabor, pues es una tierra de gran sabor.

¿Cuál es tu rincón favorito de Madrid? 

Me encanta el Rastro, siempre que quiero desconectar de muchísimas cosas voy al Rastro. Suelo comprar cosas, sobre todo antigüedades. Algo siempre cae.

Jefa de cocina del Club Allard con dos estrellas Michelín, Premio Nacional de Gastronomía en 2014 , ¿qué te queda por conseguir? ¿Cuál es tu siguiente paso?

A través de seguir trabajando, cocinando, como yo digo con el corazón, nos queda mucho por hacer. Cada premio, cada reconocimiento que conseguimos, que cosechamos, nos ayuda y nos estimula a seguir trabajando y dar cada día lo mejor de nosotros. Está claro que tenemos que ir a por esa tercera estrella Michelín.

Los grandes cocineros siempre recuerdan como su pasión por la cocina nació gracias a los platos de su madre o de su abuela, sin embargo la presencia de la mujer en la alta cocina es muy inferior a la de los hombres ¿por qué?

Pienso que es muy difícil compaginar la vida familiar con la vida laboral. Dedicarte a la cocina significa que vives para ello y por eso hay tan pocas mujeres en el mundo de la alta cocina. Las madres siempre han sido las inspiradoras para seguir el camino de la cocina, pero yo creo que los hombres se anotan a salir a la luz porque ellos sí que pueden decir “me dedico en cuerpo y alma a la cocina”. Los hombres no tienen esa responsabilidad tan grande, que tienen las mujeres, cuando tienen un hogar, tienen hijos, por lo que ellos se han visto favorecidos, en ese sentido.

Entrevista maria marte hsm 2jpg

¿Qué crees que es más importante en la cocina, la formación o la vocación?

La vocación. para ser cocinero necesitas vocación, si no tienes vocación no vales para la cocina. Yo hablo por mí y por mi historia. Si no tienes vocación, en este oficio no tienes nada que hacer.

¿Crees que esta nueva “moda” de interesarse por la alta cocina es pasajera o algo duradero?

Nunca he creído que la alta cocina sea una moda, pienso que es una carrera constante y creo que es una gran aportación, una gran evolución que la alta cocina haya dado este gran paso de llegar a lugares donde antes no llegaba, y ha venido para quedarse. Ahora la gente tiene una gran cultura, antes se comía y ahora te fijas dónde vas a comer, quién es el cocinero. Ahora tenemos cultura gastronómica.

Los Talent Show de cocina ¿frivolizan el negocio de la alta cocina o le ayudan a tener más presencia?

Ayudan a que tenga más presencia. No es lo mismo decir “vamos a comer por ahí” que decir “vamos a disfrutar”. Creo que los chefs, a través de ser tan mediáticos, le damos ese valor que hacía falta en la alta gastronomía. Me gustó mucho mi visita a Masterchef, sobretodo la prueba que me pusieron porque fue una mezcla muy importante de ingredientes, una mezcla muy rara, de la que dudabas si se podía comer, me pareció genial. Además a mi me encantan los programas de cocina.

¿Qué consejo le darías a alguien, que como hiciste tú, ha decidido que va a dedicar su vida a la cocina?

Primero, que lo tengan claro, hay que tener claro lo que quieres hacer. Pero básicamente, que no se rindan, que el que persevera al final triunfa. Que se fijen en historia de otros, sobretodo en la mía, que es una historia inspiradora que puede ayudar a muchísima gente a despertar y decir “voy a seguir, no voy a tirar la toalla, quiero seguir haciendo lo que me gusta”, que es al final lo que he hecho yo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *