Noticias

Nace la terraza de Palosanto en plena plaza de Chueca

Por  | 

La Plaza de Chueca da la bienvenida a un nuevo vecino noble, trabajador y divertido. Es el burrito de Palosanto (Plaza de Chueca, 8), que cuenta con la mayor terraza (12 mesas) y una apetecible oferta que se saborea también en su agradable interior.

Toma el nombre de una madera suramericana que es utilizada por los indígenas incas para depurar, alejar las malas energías y dar la bienvenida a buenos espíritus. De ahí que haga gala de una atmósfera tranquila, relajada y perfecta para desconectar tras la jornada y compartir algo rico para beber y picar.

Y es que este recién llegado al barrio no quiere ser una terraza más para las cañas de los días de calor, también quiere ser conocido por sus platitos divertidos y desenfadados en donde comer con los dedos, sin preocupaciones y sin demasiadas complicaciones, como en casa y dejando un grato recuerdo.

Como la estrella de la carta: el pancook. Es decir, un pan de leña de 250 gramos al que se corta la parte superior –a modo de tapa- y que se rellena con mezclas como: curry y langostinos, curry y pollo, rabo de toro… Sí, con esas recetas en las que apetece tanto mojar el pan y que, gracias a esta nueva elaboración, se comen directamente ‘untaditas’. Pero hay más sabores de aquí y de allá. Por ejemplo, Ensalada oriental de aguacate y pollo con salsa de sésamo; Langostinos con queso crema y rebozados en panko; Alitas de pollo confitadas; Carpaccio de calabacín, tomate y parmesano; o Perrito caliente con piña y salsa rosa. Son propuestas saludables pensadas para quienes cada día deben comer fuera de casa y para quienes cuando disfrutan del ocio no buscan excentricidades. A mediodía se puede optar por un menú de dos primeros, un segundo y postre o café por tan sólo 9,70 euros, bebida incluida. Para acompañar: refrescantes aguas de tamarindo o de flor de Jamaica, zumos y batidos, así como coctelería y tés fríos aromatizados.

Pancook de pollo con curry 2 B

En cuanto a la decoración, reúne mobiliario y piezas decorativas recuperadas. Tiene un marcado aire industrial que resulta muy acogedor. Palosanto es bonito por dentro y por fuera, sobre todo esa mesa, que se asoma desde una puerta siempre abierta, y que resulta de lo más envidiable. Cabe destacar que se trata de una dirección dog friendly que recibe a las mascotas con una sonrisa.

Horario de apertura: Lunes a miércoles de 09 a 00:30 horas. Jueves hasta las 01 horas. Viernes hasta las 02 horas. Sábado de 10 a 02 horas. Y domingo de 10 a 00:30 horas.