Gastro

Poncelet Cheese Bar estrena propuesta afterwork

Por  | 

De sobra sabemos ya que Poncelet Cheese Bar es mucho más que queso. En esta ocasión estrenan un nuevo formato afterwork para hacer más tentadora su visita, si fuera posible. Se trata de un paquete pensado para cuatro personas que incluye ocho platos y ocho bebidas para disfrutar de esos ratitos tan placenteros que se crean al salir del trabajo.

poncelet afterwork hsm1

El Cheese Bar más conocido de Madrid nos propone salir directos de la oficina a su barra. Allí, puedes elegir creaciones tan deliciosas como la conserva Poncelet de mejillón con kimchi y cremoso de Arzua Ulloa; las croquetas de quesos variados; la brocheta de pollo de corral teriyaki… ¿obseso del hummus? Estás de suerte. Su receta de hummus de queso majorero con torta de pan de pita te hará perder la cabeza. ¿Qué tienes antojo de japo? Un maki sushi de salmón noruego y mozzarella de búfala campana te espera ansioso.

Croquetas cuatro quesos

Croquetas cuatro quesos

Y para maridar todas sus propuestas Poncelet nos propone sus cervezas artesanas o combinados premium. Imagina: cualquiera de sus exquisitas tablas de quesos y una congelada cerveza que viene de Málaga, Toledo, Valencia, Madrid… e incluso de EE.UU. ¿Apetece verdad?

Que se nos ha hecho tarde y nos hemos liado? Perfecto. En estos momentos aparece el chef Paco Pajares para hacer deliciosas recetas en un plis plas. Para los paladares más exigentes, las piedras de queso ibores y presa ibérica con tierra de hongos especiados; el lingote asado de costilla ibérica y queso “apentzeller” con gnocchis de patata barbacoa; o el montadito de brie de Meaux gratinado, hoja de ostra, pate de bonito y pan de algas crocante entre otros.

Bacalao confitado idiazabal

Bacalao confitado idiazabal

Lingote de costilla

Lingote de costilla

¿Y puedes salir de Poncelet sin haber probado una pizca de queso? Eso también es posible para ellos. Puedes solicitar todos sus platos sin queso si lo deseas. Ya tienes la excusa perfecta para acabar con la rutina de tus días de oficina. Además, han diseñado un precioso jardín vertical en el comedor ahora que llegan las olas de calor y nos apetece terracita pero sin morir en el intento.

DÓNDE: José Abascal, 61.

 

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *