Museos y exposiciones

Swinton Gallery acoge una exposición de un componente de DOVER

Por  | 

Desde el 18 de junio Swinton Gallery presenta en su espacio de Miguel Servet 21 (Lavapiés) de Madrid la exposición: The Schlagen Richten Collection de S.A.M.

S.A.M. ha creado un espectacular recorrido por los restos de una sociedad desaparecida y cuyos vestigios acaban de ver la luz. Mediante la muestra de los objetos encontrados, el visitante podrá desgranar la misteriosa historia de opulencia, misticismo y decadencia de un mundo desconocido, pero que, sin embargo, no resulta del todo extraño.

La exposición puede visitarse hasta el 26 de julio.

“THE SCHLAGEN RICHTEN COLLECTION”

Schadenfreude es un término alemán que define la alegría provocada por el sufrimiento y el mal ajeno. La alegría por la derrota política, militar o deportiva del adversario. Esta expresión recoge un gusto por la degradación del semejante, por la determinación ruda y por el ensalzamiento de los sistemas destructivos.

El artista S.A.M. presenta en Swinton Gallery “The Schlagen Richten Collection”, objetos, esculturas y cartelería que muestran, de modo antropológico, la historia de una civilización olvidada, cuyo relumbre y ocaso queda registrada mediante sus reliquias.

Es posible que el espectador, al plantearse la tarea de entender este legado, quede con una desorientación parecida a la que podría sentir al enfrentarse al arte prehistórico o exótico, cuando el paso del tiempo ha despojado a los fragmentos de su sentido y únicamente nos queda la pieza en sí.

Con esta premisa, el artista S.A.M. ha definido el legado de “The Schlagen Richten Collection” en torno a dos núcleos:
La Religión: Con objetos llenos de potencial simbólico, incongruentes, que nos parecen querer hablar de fanatismo, de alegorías, de lo grotesco y degradado que pasa de ser venerado a temido. Objetos que recogen el espíritu de una era, lo inexplicable de lo que ha quedado atrás en el tiempo, la confusión de la descontextualización, el punto de exorcismo y fetichismo, piezas fabricadas para otorgar un cuerpo físico a un ente sobrenatural.

La Política: Con piezas repletas de símbolos de poder, de la degradación del conocimiento y del pensamiento crítico, de la incapacidad del individuo para provocar el mas mínimo impacto, de la alienación, la glorificación del capital, de la creación de falsos deseos, la instauración de un falso sistema lógico que justifica las reglas de lo establecido y del monumento memorial como lugar de reunión de masas y de fijación de identidad colectiva.

La profusión de personajes y caracteres esta concebida como un gran ejercito que intenta desesperadamente arrojar algo de luz sobre su propio origen alquímico y sobre la relación espacio-tiempo que comparten, aunque no necesariamente, entre ellos.

Asimismo, la acumulación de piezas, hace que estas luchen en vano por conservar cierta autonomía antes de ser engullidas por la masa a la que pertenecen, y, aunque cada objeto tiene cierta intención de ser por sí mismo, es en el contexto de de la multiinstalación donde se produce la transformación de objeto en miniatura a poderoso ejército monumental con carga simbólica.

En “The Schlagen Richten Collection” hay algo que va mal, algo que no encaja, como si desde una época mítica nos recordasen que estamos equivocados, que caemos en los mismo errores con las mismas malas soluciones. Que vamos por mal camino y además, ya estamos perdidos.

S.A.M.
S.A.M. es músico (bajista del grupo DOVER) y licenciado en Bellas Artes. Vive en Madrid desde el año 2000, donde ha creado gran parte de su obra plástica.

El estilo de S.A.M. nos remite inevitablemente al punk, pero sin desdeñar el virtuosismo de lo artesanal. Sus piezas parecen estar ahí desde el inicio de los tiempos, distanciadas del mundo del arte contemporáneo pero imbuido paradójicamente en él.

S.A.M descubre con su nueva exposición en Swinton Gallery “The Schlagen Richten Collection”, diferentes métodos para comprimir múltiples eventos y momentos históricos en una misma pieza. Al final, el resultado es una estética incongruente y atemporal. No da pistas del camino que debe seguir el espectador, ni llevan a una conclusión certera y definitiva.