Hoy en día son muchas las mujeres casadas con los tacones, ya sea por trabajo, por protocolo, o simplemente y por qué no, porque “nos encantan”, ya que muchas son sus ventajas y virtudes estéticas, pero su uso excesivo puede provocar dolor, así como diversa enfermedades por su uso excesivo.
El uso prolongado de tacones puede producir metatarsalgias y otras patologías asociadas al cambio de peso en el apoyo plantar.
La metatarsalgia es aquel dolor localizado en la zona del antepie; donde los dedos se articulan con la zona delantera del pie. El uso de tacón alto (mayor de 6cm) es la causa más frecuente de este dolor pero también se puede provocar por uso de punteras estrechas, por una suela muy fina o por sobrepeso. Todo ello va a causar una alteración de nuestro apoyo por un desequilibrio en el pie: si tenemos en cuenta que esta zona aguanta casi el 50% de nuestro peso corporal en condiciones normales, al llevar un tacón de 6cm ya la misma zona aumenta su carga a un 75%, y prácticamente aguantará el 100% de nuestro cuerpo si nos pusiéramos un tacón mayor de 10cm.
Estas sobrecargas prolongadas van a producir la desaparición del tejido graso amortiguador del pie; en un principio se manifestará con callosidades en la zona y con el tiempo afectará a las articulaciones metatarsofalángicas produciendo dolor, inflamación y artrosis. Además de la metatarsalgia, otras de las complicaciones que pueden producirse por llevar un tacón alto con punta estrecha son:
Hallux valgus (juanete)- Deformidad del primer metatarsiano.
Sde de Morton – Lesión del nervio entre los dedos de los pies.
Enfermedad de Freiberg – Afectación del hueso.
Por ello, es importante no dejar que se cronifique el dolor, pues empeorará poco a poco el dolor. En AVANCLINIC te ofrecen un completo y eficaz tratamiento para reducir el dolor y corregir las afecciones producidas: Quiromasaje podal con Radio Frecuencia INDIBA®
Si ya un buen masaje de pies es una de las cosas más gratificantes que puede haber, pues nos descarga toda la musculatura afectada y nos ayuda a relajarnos, si le sumamos la aplicación de la Radio Frecuencia INDIBA®activ los resultados serán más eficaces para la prevención del desgaste articular al disminuir su inflamación.
El empleo de INDIBA® es indoloro y muy beneficioso, con propiedades anti-inflamatorias que nos va a facilitar un drenaje de toda la zona. Así pues, será un tratamiento profundo con INDIBA® a la vez que el fisioterapeuta aplica la terapia manual para ayudar a descontracturar, drenar y favorecer el drenaje linfático del pie.
El objetivo de este tratamiento para “curar el dolor por tacón” es aliviar o eliminar el dolor y evitar el progreso degenerativo articular del pie. Así que no es un tratamiento a corto plazo, que también, sino que es un tratamiento en el que se notan los mejores beneficios en el largo plazo. Las principales ventajas de este tratamiento son:
– Reducir o eliminar el dolor producido por los tacones
– Eliminar los posibles efectos secundarios de su excesivo uso
– Relajar toda la zona tanto muscular como ósea tras largos periodos de fatiga
¿Cómo son las sesiones?
Las sesiones se realizan siempre en cabina a manos de un fisioterapeuta, con una duración de entorno a los 30 minutos. Suelen recomendar, siempre en función de como está cada paciente, un tratamiento de 2 sesiones a la semana para aprovechar todos los beneficios de una terapia Indiba.
Posteriormente se realizarán las sesiones de forma esporádica, cuando duelan los pies por uso continuado de los tacones, o tras largas sesiones de estar de pie.
Algunos consejos prácticos para todas aquellas mujeres que uséis tacones, que aun siendo básicos, nos ayudarán mucho a retrasar el dolor producido por su excesivo uso:
Como en todo, la práctica es fundamental, acostúmbrate poco a poco a ellos, a caminar, todo resultará más sencillo.
El uso de plataformas de entorno a dos centímetros te permitirá reducir la altura final del tacón. Evita estar mucho tiempo de pie parada, es la situación que más daño provoca.
Busca tacones que se adapten bien a tu pie, que te vayan ajustados, y que te agarren bien y mejor si se engancha al tobillo de alguna manera. Por último tienes algunas soluciones extra, como son las almohadillas en la suela del pie
Precios:
Cada sesión tiene un coste de 46 euros, o se puede encontrar un bono de 6 sesiones por 264 euros.