La ciudad de Madrid, anfitriona de la nueva y espectacular puesta en escena de la opera Aida. Para conmemorar el segundo centenario del nacimiento de Giuseppe Verdi, el Pabellón Multiusos I de la Casa de Campo, gestionado por el Ayuntamiento de Madrid, a través de Madrid Destino, acogerá la ópera Aída, la obra más aclamada del compositor italiano, el viernes 19 y el sábado 20 de diciembre. 
Las dos únicas funciones en la capital, que serán el comienzo de la gira europea, supondrán una puesta en escena colosal y tendrán los efectos especiales más avanzados. Esta nueva representación contará con un escenario gigante, 12 proyectores, 1.500 trajes y más de 300 personas en escena, entre músicos, coro, cantantes y figurantes, y una orquesta sinfónica en vivo de 80 elementos.
El Pabellón Multiusos I es una de las sedes principales del Recinto Ferial de la Casa de Campo. Una de sus características más importantes es la presencia de tres graderíos desmontables, que albergan un total de 10.276 asientos, y cuya movilidad permite la adaptación de amplísimas plataformas para grandes escenarios, como el que requiere Aída, que será una de las mayores representaciones operísticas del momento.
Teatro y cine en vivo
La espectacularidad de Aída es desarrollada al máximo, gracias a la exclusiva tecnología de la compañía The Spectacular Stage, cuyas proyecciones virtuales,  sumadas a la música en directo y al bel canto, introducirán al espectador en una representación mezcla de teatro y cine en vivo. De esta manera, se consigue renovar la obra de Verdi de mayor éxito.
Las escenografías serán virtuales y espectaculares con proyecciones de hologramas. Escenas como la célebre marcha triunfal, el episodio del templo, el juicio y la sentencia de Radamés o el final de la obra serán más especiales y cautivadoras con esta técnica.
La producción incluye cantantes solistas de Italia, que ya se han exhibidos en celebres teatros, como La Scala de Milán y L’Arena di Verona, en los papeles principales, además de solitas locales.
La historia 
Estrenada en El Cairo en 1871, este drama nos cuenta la historia de amor entre Aída, una princesa etíope que es llevada a Egipto como esclava, y Radamés, un comandante miliar, que deberá debatirse entre sus sentimientos y su lealtad al faraón.