Con la llegada del buen tiempo, aunque en estos días no se note demasiado, llegan las ganas de disfrutar del sol y sobre todo de hacerlo en sitios bonitos. Nos apetece más mirar al cielo que se torna cálido y del cual podemos sacar todo el provecho, ponernos morenitos; se torna más azul el paisaje y entonces nos gusta mucho más sentirlo cerca. Es por ello que en ciudades como Madrid, tendemos a subir las escalares hacia arriba para alcanzar los tejados, esas terrazas en las azoteas, en las partes más altas de las casas, escondidas; porque es ahí donde parece que respiramos mejor y sentimos más la llegada de la primavera. En especial si a esto se añade un café o una copa o cualquier otra bebida refrescante, y también algo de comida, alguna tosta o pintxo, con la que podernos acompañar. Además, en añadido nos encontramos con una decoración dulce que invita a sentirse como en casa, fusionando lo castizo con lo moderno, la moda más europea, y el contexto más cosmopolita.
Este es el caso de The Hat, una terraza en medio de Madrid con una encanto muy especial. Una terraza entre en los tejados, entre la Plaza Mayor y el barrio de La Latina. Realmente se trata de un albergue para los viajantes más aventureros, interraileros, gente joven de Europa y de todo el mundo que quieran venir a visitar la capital de España, donde seguro que se van a sentir muy cómodos y la estancia, unida al barrio castizo donde se encuentra, va a cumplir con creces con las expectativas. Tiene una decoración muy nórdica que a la vez encaja muy bien con la estética de este barrio madrileño; han conseguido esa fusión de una manera muy equilibrada. Este albergue tiene unas recomendaciones excelentes, y lo que más nos ha gustado que es la guindilla de la tarta a un hospedaje maravilloso, es por supuesto, la terraza. En esta terraza parece que te adentras en un bonito pueblo, retrocedes en el tiempo y te sientes como esos vecinos que paseaban por la Cava Alta, por La Latina y tomaban barquillos cuando Madrid todavía olía a pueblo.

terrazathehat

Una de las azoteas más populares de Madrid es la Terraza de Óscar o Room Mate Óscar, en la Plaza Vázquez de Mella 12, en el barrio de Chueca, que ha estrenado este domingo 22 de marzo una propuesta nueva para los fines de semana. Se trata de una iniciativa bajo el concepto de foodpairing basado en el arte del maridaje. Se trata de un completo brunch con más de 20 referencias con un menú diferente cada mes: cada mes el menú de un país. Para el primer domingo del primer mes se ha escogido la comida guatemalteca maridada con coctelería a base de ron Botrán. Es necesaria la reserva con antelación ya que se trata de eventos exclusivos donde solo podrán entrar 50 personas por lo que todo está perfectamente organizado y cerrado previamente. Se dice que uno de los atardeceres más bonitos de toda España está en Madrid, donde cuando la desaparición del sol se alarga y se convierte en tonos rojizos, proyectándose durante bastantes minutos con mucha profundidad como si de una llanura infinita se tratara, uno puede sentirse muy afortunado de poder estar viéndolo desde las alturas a través de las azoteas. Es este precisamente el caso de esta terraza donde uno puede ser testigo del skyline de la ciudad y del atardecer de primavera.
Por otro lado, vamos a hablar del Jardín Secreto de Salvador Bachiller, ubicado en el número 37 de Montera. Lo mejor que tiene son las innumerables plantas naturales que están por todas partes, además de un pulverizador de agua que provocan que se genere un microclima natural que es lo que buscamos muchas personas sobre el caliente asfalto de la ciudad. Esta naturaleza que te da tranquilidad mientras te refrescas y hueles algunas flores, algunas plantas aromáticas e incluso el olor que puede tener la tierra fresca. La verdad que es todo un oasis, en este caso casi según el sentido estricto del significado de esta palabra. La combinación entre los verde de las plantas y el mobiliario de madera con estética de jardín, es muy bueno.

jardinbachillerterrazas

Otra terraza en las alturas de La Casa Encendida, Disaronna Terraza, se llama. Se trata de un lugar estupendo en este caso en el barrio de Lavapiés, entre Lavapiés y Embajadores, muy cerquita de Atocha. La Casa Encendida es un centro cultural con multitud de cursos y actividad de difusión cultural, especialmente enfocado a jóvenes urbanitas muy introducidos en las tecnologías y modo de vida ecologistas, muy en la línea de otros países de Europa. En el último piso de este espacio se encuentra una terraza que merece mucho la pena disfrutar. Con el buen tiempo se realizan conciertos, DJs van a veces a visitar este espacio, y en verano comienza el cine de verano que es uno de los mejores planes que se pueden hacer durante los meses de más calor en la noche de Madrid; viendo una película en las alturas donde corre la brisa y en mitad de agosto puedes ponerte una chaquetita y todo.

También vamos a hablar de la terraza de la biblioteca UNED de Lavapiés. La verdad es que es una de las terrazas en las alturas más escondidas y quizás menos conocida, aunque no para loa vecinos de Lavapiés o algún turista que para por este barrio, pero desde luego es una de las más bonitas de la ciudad, quizás, en parte porque se encuentra en el último piso de una biblioteca emblemática con mucha historia, única en la ciudad. Se trata de la biblioteca de Las Escuelas Pías en la calle Tribulete que forma parte de la UNED. Quien vaya al castizo y multicultural barrio de Lavapiés que no deje de subir, y más si hace bueno, a esta azotea donde te pueden servir ricos cafés y una carta acorde al lugar donde uno se encuentra. El nombre de esta terraza entre los tejados es la de Gau Café.
 

Terrazagaucafe

 

Deja un comentario