Triunfó con La Señora y, tras diferentes trabajos, la joven madrileña comparte ahora reparto con Alberto Ammann y Álex González en la película de acción de Daniel Calparsoro, Combustión.
– El erotismo juega un papel importante en la película. ¿Te has sentido cómoda?
– Sí, porque la secuencia de sexo se rodó en un ambiente muy respetuoso y cálido.
¿Con qué escena del rodaje disfrutaste más?
– Creo que la escena de sexo ha sido la más bonita de rodar. La elegiría por entrañable. También hay otra secuencia que me movió mucho por dentro… cuando me bajo del coche y discuto con Navas (Alberto Ammann) debajo del puente.
En la película la velocidad está muy presente. ¿Te gusta el riesgo?
– Me gusta la sensación de vértigo pero con cuidado, con seguridad.
Toda una femme fatale en el film… ¿te has inspirado en alguien para interpretar este papel?
– Una femme fatale pero solo de profesión… (risas). Sí, me inspiré a nivel imagen del personaje catwoman.
– ¿Fuiste una niña rebelde?
– No, era súper buena. He sido rebelde de adolescente tardía, entre los 18 y 20 años. Ahí di mucho la vara a mis padres… Soy un poco cabezota, necesito hacer lo que me dicta el corazón y no escucho… Soy impulsiva.
– Ahora mismo te encuentras en pleno auge en tu carrera… acabas de interpretar un papel en la obra El teatro del mundo, de Carlos Saura, y todos estamos a la espera del estreno de las dos series de televisión: Niños robados y El tiempo entre costuras
– Sí, ha sido un gustazo conocer a Saura y poder trabajar en el Teatro Español. La serie Niños robados se va a estrenar en breve. Ha sido duro interpretar el papel de la protagonista, ya que es una historia real y no resuelta. Y El tiempo entre costuras se estrenará en septiembre, de cara al otoño que la gente está más en casa.
– ¿Qué tal ha sido echar la vista atrás, como en La Señora, e interpretar el papel de Sira Quiroga, una mujer de hace décadas?
– Para mí hacer un personaje como Sira, que solo dista una década de distancia en el tiempo frente a los años 20, los años de Victoria, en La Señora, ha sido un reto. Victoria pertenecía a una clase alta y Sira es una chica humilde de la plaza La Paja de Madrid, luego se hace rica y adopta las maneras de las señoritas pero es casi un ejercicio de astucia más que de origen. Han sido dos personajes muy distintos.
– ¿Qué tal se te da coser?
– Me gusta mucho. Soy muy ‘costurerilla’. Me encanta arreglar y ponerme el reto de que no se note que antes había un agujero. Mi madre me regaló una máquina de coser e hice un curso.
– ¿Te gusta la moda?
– Sí, me gusta combinar la moda con un estilo y una manera de sentir muy personal porque si no creo que la moda está vacía. Cuando llevas el bolso, las botas y el jersey que se lleva me deja de parecer interesante. Me empieza a sonar a que lo trendy es un disfraz. Me interesa la moda como resultado de una armonía.
– ¿Tienes algún proyecto en mente relacionado?
– Sí. Estoy preparando una línea de ropa interior femenina. Llevaba pensándolo de hacía mucho tiempo.  Soy muy amante de la lencería pero casi siempre la lencería sexy suele ser super incómoda, para mi el reto era hacer una cosa cómoda, sexy, distinguible y duradera.Van a ser diseños muy románticos, de encajes antiguos, de algodones orgánicos, de pedrería clásica… que se puedan hacer a medida y de forma exclusiva, a piezas limitadas.  Se venderá online y esperamos que esté para después del verano.
– ¿Cómo se va a llamar?
– Feelpeachy, que es como ¡siéntete guay! Como feel nice. Es un juego de palabras porque mi perra se llama Peach y para mí mi perra es como lo salvaje. Es algo así como siéntete salvaje pero a la vez muy dulce…
– ¿Y cuáles van a ser las piezas clave de la colección?
– Soy una apasionada de los bodies… Así que va a ver mucho body, cullote, braguita… van a ser todos diseños míos.
– En los escenarios… ¿cuál sería tu sueño a lograr?
– Trabajar con Amenábar y Sergio Castellitto. En cuanto a un papel en concreto… me encantaría hacer de yonqui prostituta.
¿Con qué plan disfrutas más?
– ¡Con comer! Sobre todo con lo salado. Me encanta la burrata, las buenas pizzas, la comida griega… soy muy comilona.
Tu secreto de belleza es…
– Entreno mucho en el gimnasio y no fumo ni bebo. Pero creo que lo mejor es descansar y dormir bien. Aunque suene a tópico, por encima de cualquier crema, las horas de sueño y el optimismo te ponen la mejor cara.
Y tu presente… ¿es feliz?
– ¡Super feliz! Tengo dos perras, una familia a la que adoro, unas amigas tremendas y divertidas de toda la vida y un novio con el que estoy muy contenta… (risas).
Foto: Jesús Ugalde < Texto: Amparo Castelló