Lo vimos interpretando a Felipe el Hermoso junto a Pilar López de Ayala en Juana la loca; en Piedras, en el papel de homosexual y en medio de un universo a camino entre la fantasía y el terror en La Herencia Valdemar. Ahora, el actor italiano regresa a los sets de rodaje españoles con Perdona si te llamo amor; una adaptación de la exitosa novela de Federico Moccia, que se convierte en la ópera prima de Joaquín Llamas como director de largometrajes y en la que Liotti despertará de la comodidad de los 40.
¿Qué tienen las producciones españolas que siempre te hacen volver?
– Sus papeles. Cada película rodada ha sido un personaje completamente diferente. En Italia suelen ofrecerme el papel de héroe, de bueno… En esta ocasión no voy a ser malo pero sí un personaje ‘dormido’ en su comodidad de los 40 años, con novia y objetivos laborales cumplidos, al que la vida le tiene preparado un giro inesperado que le hace reaccionar. Un personaje ¡por fin! contemporáneo, más parecido a lo que yo soy: con un toque de seriedad pero también mucho humor.
Interpretas a Álex, un hombre rico y guapo, que se enamora de una joven. Parece el sueño de cualquier hombre y de cualquier adolescente…
– Sí… ¡pero pasa en la vida real! Yo mismo lo he experimentado… (risas). Pero volviendo a la película, el encuentro con Niki (Paloma Bloyd) es encontrase con la vida, con el sol… En un primer momento no se entienden, hablan dos lenguajes distintos. Pero ella tiene esa vitalidad de adolescente que cualquier hombre de 40 años necesita para volver a despertar. Con toda su energía le enseña muchas cosas que había olvidado.
pstla_oficial_AAFF
En este caso la película es una adaptación de la novela de Federico Moccia. ¿Te ha dado más respeto interpretar a un personaje construido ya en la mente de muchos lectores?
– No quise leer el libro ni ver la película –ya estrenada en Italia– antes de grabar. No quería que estos trabajos me influenciaran a la hora de construir mi personaje. Quise ser libre para, a partir del guión español, poder pintar mi propio cuadro. Una vez rodada la cinta, me leí el libro y vi la película italiana y al comparar creo que estamos en el tono justo de la novela. Espero que tengamos el mismo éxito aquí que en Italia.
¿Qué diferencia la cinta española de la italiana?
– Creo que el guión de la española es más creíble, ya que sus personajes son más abiertos y tienen más matices. Además, el director ha sabido dirigir y elegir a los actores de forma brillante. Todos encajamos muy bien en nuestros roles y eso es un mérito de Llamas.
¿Y hay algún aspecto que distinga las producciones españolas de la italianas?
– En España veo que os enfrentáis a la crisis de forma más valiente porque innováis con los argumentos de las películas. En Italia nos hemos quedado un poco en la ‘comedia italiana’, que está bien, pero que no arriesga.
¿Tienes ya algún otro proyecto español en mente?
– Si la película tiene buena acogida, empezaremos a rodar la segunda parte Perdona, pero quiero casarme contigo en octubre.
¡Crucemos dedos!
Texto: Amparo Castelló