El turismo es una de las actividades de ocio más populares que existen. Millones de personas encuentran en viajar la libertad que les separa de su rutina diaria e incluso muchos toman los viajes como un estilo de vida en sí mismo. Tras un periodo de parón a causa de la pandemia provocada por la Covid-19, vuelven los viajes y visitantes de todas partes del mundo, volverán a llegar poco a poco a nuestro país.

Una de las formas más divertidas y estimulantes de conocer una ciudad, es apuntarte a un free tour y Madrid es uno de los spots perfectos para hacerlo. Conocer el Madrid histórico, el Madrid de los Austrias o Borbones y hasta un Free tour de la Guerra Civil en Madrid. Las opciones son infinitas y no solo están destinadas a turistas, sino que son la opción ideal para redescubrir nuestra propia ciudad. Además, son 100% seguras, porque todas respetan las medidas de higiene y protección personal, dada la situación sanitaria actual. Pero, ¿por qué optar por este formato y no otros? Te lo contamos.

Madrid, una ciudad infinita a base de free tours

Seguro que has paseado millones de veces por la Gran Vía, te habrás quedado anonadado con la belleza de la Plaza Mayor o el Palacio Real, disfrutado yendo de tapeo por la Cava Baja o visitado museos como El Prado y el Thyssen. Y eso solo por mencionar algunos de los planes más típicos en la capital. Pero, ¿sabías que dicen que el Palacio de Liria tiene un fantasma? ¿O que hoy siguen en pie los escenarios que recorriendo los españoles durante la Guerra Civil? ¿Y que el Parque del Retiro tiene un búnker precisamente de esta época? Son solo algunas de las curiosidades que descubrirás solo de la mano de un guía y contratando un free tour.

La mejor forma de conocer una ciudad

Parece que hay un número cada vez mayor de recorridos disponibles cuando viajamos, desde autobuses hasta bicicletas, rickshaws o segways. Y si bien cada modo de transporte tiene sus propias ventajas, un recorrido a pie es lo mejor. ¿Por qué? No tienes que competir con nadie por un asiento junto a la ventana, puedes caminar a través de un búnker subterráneo y puedes aventurarte por calles estrechos inaccesibles a otros formatos.

Conocer la ciudad a través de guías locales

La mayoría de las veces, los guías turísticos son nativos de la ciudad o han vivido allí el tiempo suficiente para ser considerados como tal. Han hecho todo el trabajo duro, desde visitar museos hasta asistir a exposiciones para seleccionar solo las mejores historias y recomendaciones. De la mano de un guía local, la historia cobra vida con entretenidas explicaciones históricas y un tono que conecta rápidamente con el asistente. Y no solo sobre la temática del tour, sino que el guía siempre te ayudará con consejos sobre qué visitar, qué evitar o donde refrescarse tras una jornada de paseo por Madrid.

Nosotros ya tenemos claro en planazo de este verano. ¿Y tú?

Deja un comentario