Como un año más llega la codiciada –y corta– temporada del guisante lágrima. El guisante lágrima se recoge de manera temprana, sin darle tiempo a crecer. Así conserva en su interior una gran cantidad de agua, para explotar en la boca del comensal dejando toda la intensidad de su sabor. Por muchos conocido como el caviar de la tierra, aquí te presentamos tres sitios donde degustarlo durante estos días:
LA TASQUITA DE ENFRENTE
Guisante Lágrima
Con el mimo y el tratamiento excelente de la materia prima como filosofía del restaurante, en la Tasquita de Enfrente no podía faltar este manjar. Procedente de un cultivo sostenible en Getaria, el guisante lágrima que llega a la Tasquita se recoge y pela a mano, y se recolecta únicamente durante una corta temporada. El producto es elaborado en cocina en el punto justo para que sepa como debe saber, permitiendo que él sea el principal protagonista. Dónde: Ballesta, 6. Tel.  915 32 54 49
 
MEATING
guisantes lagrima
Esta delicia de la tierra se obtiene durante solo tres o cuatro semanas al año, lo que los convierte en un producto bastante exclusivo. Los encontrarás fuera de carta y puedes pedirlos en crudo o salteados con cebolla. Dónde: Villalar, 4. Tel. 91 431 69 97.
 
LA BUENA VIDA
Captura de pantalla 2015-04-14 a la(s) 18.13.03
Carlos y Elisa forman un tándem que lleva ya más de una década entusiasmando al público con su cocina. El guisante lágrima que reciben en el restaurante viene de la costa guipuzcoana (Guetaria) y se sirven con huevo de pollita escalfado. Corre y no te pierdas la temporada de esta verdura. Dónde: Conde de Xiquena, 8. Tel. 91 531 31 49