Del 25 de junio al 30 de julio el teatro Lara (Corredera Baja de San Pablo, 15) estrena Confesiones a Alá todos los miércoles a las 22 horas de la mano de Nada en la nevera.
Confesiones a Alá es un testimonio en primera persona sobre la opresión de las mujeres o bien un grito a la rebelión, digamos que más bien una fábula construida a partir de la desesperación y la miseria de una mujer de las montañas, o simplemente las confesiones de una joven a un único confidente, el mismísimo Alá.
Basada en la novela Confidences à Allah de Saphia Azzeddine, Arturo Turón (Director y Guionista de Cine) se atrevió no sólo a realizar la versión para el teatro sino a debutar como director teatral con una obra tan compleja como ésta.

Trailer Confesiones a Alá en el Teatro Lara from Confesiones a Alá on Vimeo.
Sinopsis:
“Tafafilt es la muerte y, sin embargo, aquí me tocó nacer. Me llamo Jbara. Al parecer, soy muy guapa pero lo desconozco. Me importa un comino ser guapa o no. Soy pobre y vivo en el culo del mundo. Con mi padre, mi madre, mis cuatro hermanos y mis tres hermanas”
Jbara (María Hervás) tan solo tiene 16 años y vive en las montañas del Magreb en un entorno de gran miseria. Algunas veces deja que un pastor del pueblo use su cuerpo a cambio de golosinas y yogures. En su pueblo reina la ignorancia y las mujeres, literalmente, no son nada. Un día, una maleta cae de un autobús de turistas americanos abriéndole un nuevo horizonte, todo un mundo entero por descubrir…