Ferran Adrià. Auditando el proceso creativo, que podrá verse de manera gratuita en el Espacio Fundación Telefónica del 29 de octubre al 1 de marzo, es una inmersión en el universo creativo de Adrià y su equipo. No se trata de una exposición de cocina, es un recorrido por el proceso creativo exitoso de elBulli. Un éxito que radica en la renovación constante, basada en parámetros de innovación y creatividad, características que le han convertido en un referente mundial no sólo en el ámbito gastronómico.
Casi 1.000 m2 dedicados a la reflexión del proceso creativo y a la interpretación del modelo de elBulli, que buscan sorprender al visitante e invitarle a crear y definir su propio perfil creativo.
dossier_prensa_FerranAdria
Desde grandes murales, a centenares de dibujos realizados por el mismo Adrià, pasando por objetos y herramientas emblemáticas de elBulli, hasta una recreación del comedor y de la misma cocina donde se elaboraron los 1.846 platos de la historia de este restaurante inigualable.
Se suman proyecciones audiovisuales inmersivas y animaciones que ayudan a diseccionar e interpretar este universo creativo y que adentran al visitante en la mente del chef y, un formato expositivo, con instalaciones artísticas que son un guiño a las estructuras reticulares de su gran amigo, el precursor del pop art británico, Richard Hamilton, que no faltó ni un año a la cita gastronómica en Cala Montjoi. Hamilton dijo de su cocina que “mirar y degustar la sucesión de platos que componen el menú de elBulli es una experiencia tan estética como la contemplación de un cuadro”.
Un equipo multidisciplinar ha estado más de un año trabajando para recrear este universo creativo, bajo la coordinación del mismo Adrià y de un equipo de Fundación Telefónica, coordinado por Almudena Bermejo y María Brancós. Desde los mapas creados por José Aguirre y Andrés Ortiz de Bestiario, empresa especializada en visualización de datos; el diseño expositivo de Olga Subirós; una campaña creativa de los publicistas Toni Segarra y Jorge Martínez y una web realizada por Mario Tascón (Prodigioso Volcán) con textos de la periodista Mar Abad de Yorokobu. La web invita además de a descubrir la exposición, a mostrar todo lo que envuelve los procesos creativos en general, con información adicional como entrevistas y retos culinarios, a través de redes sociales.
Para entender esta transformación en la trayectoria profesional de Adrià hay que remontarse a 1987, cuando durante un stage culinario de Adrià en la Costa azul francesa, el gran chef francés, Jacques Maximin, afirma que “la creatividad es no copiar”. Esta frase fue el inicio del cambio revolucionario en la cocina de elBulli, Adrià dejó atrás los recetarios e inició su propia andadura, que cambió la manera de entender y degustar la cocina. Desde entonces, Adrià empezó a cuestionarse los límites establecidos. ¿Por qué un helado no puede ser caliente? ¿Quién dice que no pueden mezclarse dulce y salado? De aquí, la imagen que se ha elegido para representar esta exposición, un dibujo hecho por él mismo con la transcripción a mano de la palabra WHY?
dossier_prensa_FerranAdriasw
Durante 25 años, de 1987 a 2011, el equipo del restaurante de Cala Montjoi trabajó incansablemente con el fin de evolucionar el lenguaje de la cocina y encontrar un estilo propio, siempre con la exigencia de ser lo más disruptivos posible. ElBulli creó una partida dedicada exclusivamente a la creatividad. Estaba la partida de la carne, el pescado, los entrantes, los postres y … la creatividad.
Con el cierre de elBulli en 2011, esta tarea continuó a través de elBullifoundation. Adrià y su equipo se han dedicado a investigar y continuar experimentando sobre su propia disciplina. Han sistematizado una “fórmula de la creatividad”, tomando elBulli como ejemplo, que aspira a que sirva de modelo para otras disciplinas y de autoanálisis para encontrar el método de cada uno. Aseguran que no se trata de un modelo único, pero sí de un modelo válido para quien quiera mejorar el rendimiento y la eficacia de su empresa, negocio u oficio.
Ferran Adrià. Auditando el proceso creativo es el primer resultado surgido del trabajo de elBulliDNA, un equipo multidisciplinar de una decena de personas que, desde la sede en elBulliLab, en Barcelona, está estudiando y decodificando el proceso creativo, y que dialogará con elBulli1846 en Cala Montjoi.
elbulli, historia de un sueño 
dossier_prensa_FerranAdria1
¿Qué hizo que elBulli funcionase como un reloj suizo? Riesgo, libertad de decisión, inmediatez, coincidencia de talentos, autoexigencia, nivel altísimo de creatividad, cuestionarse hasta el más mínimo detalle, análisis y revisión constante y un gran equipo. Estas son algunas de las claves que convirtieron a este restaurante en el mejor del mundo durante cinco años.
El visitante empieza a entrar en el universo de elBulli y, a través, de una composición mural de tres metros recorre algunos de los momentos y objetos más emblemáticos del restaurante, desde el uniforme del equipo, los cojines que decoraban el restaurante, portadas emblemáticas en medios de comunicación o el perro, símbolo y logo del restaurante.
dossier_prensa_FerranAdriae
“No es mi equipo, somos un equipo” es una frase que quienes conocen a Adrià le habrán oído repetir en varias ocasiones. Miles de cocineros han recorrido las curvas de Cala Montjoi para trabajar día tras día en elBulli 16 horas diarias y eso sólo se consigue con la pasión del equipo humano. Un timeline visual muestra los cambios organizativos, económicos y humanos a lo largo de los 25 años del restaurante.
El camino de elBulli ha sido un equilibro entre el caos y el orden para lograr la eficiencia creativa. ElBulli ha evaluado y analizado todos sus pasos, a la vez que ha transgredido los límites con total libertad. Una libertad que se ha visto reflejada en la historia del restaurante a través de hitos: cerrar al mediodía, cerrar seis meses al año para investigar, eliminar la carta, crear espacios para la investigación, etc. Todo ello con el fin de evolucionar y perfeccionar la organización para ser más eficientes.
dossier_prensa_FerranAdrias
En 1997, Adrià escribe “Los secretos de elBulli”, donde habla por primera vez sobre creatividad. Además, el proceso creativo de elBulli se forja a partir de un diálogo constante con otras disciplinas: la ciencia, el diseño, la empresa o el arte, que se muestra en la exposición a través de vitrinas con diferentes objetos que revelan la relación con estos campos. Esta aproximación entre elBulli y otras disciplinas creativas sienta las bases para aprender, evolucionar y conocer los límites.