¿No consigues adelgazar? ¿Te has estancado en la pérdida de peso? ¿Te cuesta llegar al cuerpo deseado? Quizás deberías prestarle atención a los macronutrientes que estás utilizando. Es posible que al principio pierdas kilos sin mucho esfuerzo, pero al cabo de un tiempo la pérdida de peso y el conseguir el cuerpo deseado, puede ralentizarse e incluso detenerse, algo que resulta frustrante.

Una de las causas más probables del estancamiento, es que no comes suficiente proteína. Las proteínas son macronutrientes esenciales para nuestra salud. Además, son un buen aliado en la pérdida de peso, pues son muy saciantes y además controlan el apetito y la saciedad. Te sentirás más saciado y por más tiempo. Al consumir suficientes proteínas evitarás  la ralentización del metabolismo, porque al contrario, lo que hacen es aumentar la tasa metabólica. Al hacer la digestión de proteínas se consume más energía que al hacer la digestión de otro tipo de alimento, por lo que se queman más calorías favoreciendo la pérdida de peso y grasa.

Hay más beneficios. Una dieta rica en proteínas ayuda a conservar la masa muscular. El consumo de proteínas ayuda a mantener la masa muscular y evita que el metabolismo se ralentice.

Las proteínas tienen efecto sobre las hormonas que regulan el apetito, como la grelina, y su consumo hace que a lo largo del día tengas menos hambre y antojos de alimentos menos saludables. Las fuentes de proteínas más importantes son los pescados y mariscos, las aves de corral, la carne, los huevos y lácteos y alternativas no lácteas, como los productos de tofu y soja.

Ahora bien, las dietas hiperproteicas, aunque son efectivas para un tipo de personas durante un tiempo determinado, no lo son tanto para otras. El exceso de proteína puede sobrecargar el riñón, la falta de fibra en la dieta provoca estreñimiento y muchas veces, suele ser necesaria la suplementación de vitaminas y minerales. Es entonces el momento de pensar en tomar proteína 100% en polvo. Es fácil de digerir y, al contrario de lo que ocurre al consumir grandes cantidades de carne, no provoca acidificación.

Las opciones son diferentes. Si lo que más te interesa es mantener la masa muscular, a la vez que apuestas por adelgazar, puedes optar también por la proteína de suero, más conocida como proteína Whey. Tomar proteína de suero es una forma perfecta de agregar proteínas a su ingesta diaria, tanto a nivel de cultivar el físico, como por el hecho de carecer de ellas. Se trata de las que más aceptación tienen a nivel científico.

Si lo que más te interesa es ganar masa muscular de manera rápida y sencilla, las proteínas sin grasa son necesarias. El proceso hasta conseguir el cuerpo deseado, puede ser estimulante. Nunca te rindas, luchas por lo que quieres y conseguirás objetivos. Prometido.

Deja un comentario