Los últimos años han supuesto una renovación integral para para Bilbao. De ser una ciudad industrial y gris, a convertirse en una capital europea donde el arte, la conciliación con la naturaleza y el respeto urbanístico, han visto la urbe renacer. Te descubrimos el Bilbao más moderno y audaz, desde restaurantes de comida saludable, hasta comercios vintage o alojamientos increíbles, todo para que pases un fin de semana inolvidable en la ciudad.

Todo cambió en Bilbao cuando abrió el Guggenheim. La ciudad empezó a girar en torno a la renovación de su histórica ría y la vanguardia empezó a colarse en todos sus rincones. Las formas sinuosas de la arquitectura creada por Frank Ghery, dominan cualquiera vista de la ciudad y tanto su exposición permanente, como las que traen cada temporada, justifican la vista.

Ahora bien, ¿Te imaginas despertarte allí con vistas al símbolo del Bilbao más moderno? Escoger bien donde quedarse es de lo más importante cuando viajas. Unos prefieren comodidad, otros cercanía al centro o diferentes servicios. Hoteles, apartamentos, hostales… Pero, ¿y si te dijéramos que puedes alojarte en un apartamento en Bilbao frente al museo Guggenheim? No lo dudarías ni un minuto y apostarías por esta opción, ¿verdad?

Una vez instalados, llega el momento de descubrir la ciudad. Más allá de los típicos lugares que visitar, hemos preparado una ruta de shopping y gastronomía, para tu próxima escapada. Además de las conocidas calles de shopping bilbaínas como la Gran Vía o el centro comercial Zubiarte, la ciudad esconde muchos rincones donde hacerte con objetos únicos a la última y de diseño vasco. ¿Buscas una ración de clasicismo bilbaíno y su clásica chapela? Tu sitio es Gorostiaga. Nada más y nada menos, que desde el año 1854 lleva funcionando esta sombrerería fundada por Fructuoso Gorostiaga. Ahora son sus descendientes los que están al frente del negocio, pero allí podrás seguir encontrando sombreros a medida, tocados de época y por supuesto, las chapelas más elegantes de toda la ciudad.

Seguimos llenando nuestro armario con Skunkfunk una marca que nació en Gernika en 1977 y que a día de hoy ya cuenta con más de 700 tiendas alrededor del mundo. Mikel Feijoo el zoo creó una marca con estilo propio manteniendo siempre su sello de sostenibilidad y respeto al medio ambiente.

Además de grandes referentes gastronómicos como La Mina, Nerua o El Taller de Etxanobe, Bilbao es la ciudad del pincho pote y esconde muchos sitios con mucho rollo que merece la pena descubrir. Empezamos la zona del muelle de arriba la que se ha convertido de un tiempo esta parte en la zona hipster de la urbe. Galipó es buen ejemplo de ello. Esta ‘taska vaska’ como ellos la definen emula en el interiorismo de una tasca de toda la vida donde sirven quesos ibéricos bocadillos y una gran oferta de vinos entre otras cosas. Siguiente parada en La Camelia, un Vegan Bar que apuesta por platos ecológicos y veganos y tiene hasta sushi bio vegetal.

Terminar la ruta en el Mercado de la Rivera es casi obligatorio. Remodelado en los últimos años y un referente comercial para toda Vizcaya, su oferta gastronómica es de lo más variopinta.  De gildas a productos a la brasa, pasando por sushi, woks y cocina del mundo.

Deja un comentario