¿Es tu primera vez en Nueva York? A veces damos por hecho que todo el mundo conoce Nueva York. Y si bien es cierto que se trata de una de las urbes más visitadas del mundo, no todo el mundo ha estado. Parece un viaje fácil, pero necesitarás tiempo y esfuerzo para poder comprimir todo lo que puedes hacer en la ciudad de los rascacielos. Así que hemos pensado en darte pequeños trucos y consejos para que no se te escape ninguna de las cosas que hacer en Nueva York. 

Llegar a Nueva York puede resultar apabullante. De repente, has aterrizado en una ciudad que hace que solo quieras mirar hacia arriba y maravillarte con sus espectaculares construcciones. Luces, taxis, gente de aquí para allá… Es una ciudad vibrante como ninguna, con opciones para todos. Pero, ¿por dónde empezar?

Lo mejor de Nueva York de un vistazo

Seguramente hayas aterrizado en Nueva York y tu cuerpo esté un poco desubicado. El cambio horario y el cansancio de las horas de avión, estarán más que presentes. El primer efecto wow que te dará esta ciudad es en uno de sus puntos calientes y uno de los más conocidos del planeta, Times Square. Luces de neón, anuncios en pantallas gigantes, los teatros de Broadway…

Lo siguiente, la zona de Midtown, donde se encuentra el flamante Rockefeller Center, donde instalan su pista de patinaje en invierno y sobre el que se alza el Top of the Rock, uno de los miradores más espectaculares de la ciudad, que además acaba de estrenar una nueva atracción The Beam, una forma de recrear la icónica foto de 1932 pies que representa a 11 trabajadores de la plancha almorzando precariamente sobre una viga de acero.

A pocos pasos de allí se encuentra el icónico Empire State, otro de los rascacielos más famosos de la Gran Manzana. Para hacer un alto en el camino, coge un café y tómalo en Bryant Park y sigue hacia Grand Central, el edificio Chrysler y el Flatiron. Y por supuesto, al nuevo rascacielos el Summit One Vanderbilt, que hoy por hoy es el rascacielos más alto de la ciudad y han aprovechado para crear en la cima una experiencia indeleble. Un ascensor que te eleva por encima de los 360 metros de altura en apenas segundos, unas vistas del bellísimo edificio Chrysler que quitan el hipo y un espacio de lo más extravagante, que parece salido de una película de Nolan, te esperan en la cima.

Por su parte, en el Downtown te esperan el monumento a aquel fatídico día en la historia de la ciudad, el 11 de septiembre y la impresionante estación de metro de Calatrava, así como un museo imprescindible, el dedicado al 11/9. Si quieres empaparte del ambiente más genuino de la ciudad, pasea por el Soho y sus barrios aledaños, los pintorescos Chinatown y Little Italy.

En Nueva York también hay espacio para lo nuevo. Si te acercas a Hudson Yards, el nuevo barrio de la ciudad, podrás admirar The Vessel o The Shed, dos nuevos edificios impresionantes. Desde allí, tienes que recorrer el High Line, una antigua vía de tren que lleva hasta Chelsea Market, dejando a su paso un recorrido por la ciudad de lo más apetecible. Y por supuesto, guarda un hueco para pasear por el pulmón de la ciudad, el maravilloso Central Park rodeado de rascacielos.

El puente de Brooklyn al atardecer

Cruzar el puente de Brooklyn tiene que estar entre tus planes ¿A qué hora es mejor hacerlo? Lo mejor es que cojas un metro a Brooklyn, aproveches para visitar DUMBO y sus vistas, te acerques a Main Street Park para disfrutar del espectacular skyline de Manhattan y sus puentes y, cuando empiece a apagarse el día, cruces el puente en sentido de Brooklyn de vuelta hasta Manhattan. A tu izquierda aparecerá al fondo la icónica Estatua de la Libertad y verás cómo el cielo se va tornando de mil tonos de amarillos, naranjas y rosas y cómo se encienden las luces de los rascacielos. El espectáculo quedará grabado en tu memoria para siempre.

De shopping en la Gran Manzana

No puedes volver de Nueva York sin haber hecho alguna que otra compra. Aquí, muchas de las marcas estadounidenses, están mucho más baratas que en España. No hace falta ir a la Quinta Avenida y soñar ante las carísimas joyas de Tiffany’s, Manhattan está llena de opciones para comprar a buen precio. Prueba de ello son almacenes como Century 21, Nordstrom o las propias tiendas de marcas como Converse, Levi’s o DKNY. 

Híncale el diente a la ciudad

Habrás soñado con todos los platos que ves en series de televisión o películas. Porque Nueva York es un gran plató de cine, que ha servido como escenario para numerosas súper producciones. ¿Qué probar entonces? El mítico sándwich de pastrami de Katz’s, los cupcakes de Magnolia Bakery, las suculentas pizzas de Roberta’s o las de Champion Pizza, con varias localizaciones por la ciudad. Pero también las hamburguesas de Wendy´s, Burger Joint o Shake and Shack, además de desayunar bagels con huevo o un pretzel de cualquiera de los puestos ambulantes que encontrarás por la ciudad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.