La estación de Paco de Lucía se inauguró el pasado 25 de marzo ampliando en 1,4 km la línea de metro 9 que hasta ese momento acababa en Mirasierra. En un principio la parada de metro se iba a llamar Costa Braza, ya que esta parada se iba a realizar en la calle con este mismo nombre; sin embargo, a la muerte de este gran cantante, se pensó que podría ser un bonito homenaje ponerle su nombre a una obra pública por donde pasan muchos madrileños y además sabiendo que el maestro vivía por el barrio de Mirasierra, muy cerca de esta parada de metro. En interior de esta estación tan querida se ha decidido que esté decorado con un mural de arte urbano con el rostro de Paco de Lucía, llevado a cabo por Okuda y Rosh333. Las paredes están forradas por vítrex de color rojo.

estacionpacodelucia0

Imagen cogida de mirasierra.org

¿Quiénes son estos artistas?

Okuda es Oscar San Miguel Erice, que nació el 19 de noviembre de 1980 en Santander y afincado en madrid desde el año 2000. Es licenciado en Bellas Artes por la universidad complutense de Madrid. Desde sus inicios en el año 1997, sus trabajos en vías y fábricas abandonadas de Santander fueron claramente reconocibles. Paralelamente a la calle , comienza también a producir obras más intimas en su estudio, con las que a partir del 2009 evoluciona hacia un camino más personal.
Rosh333 nació en Alicante 1977. Es un artista urbano, ilustrador y diseñador gráfico. “Trabaja con una línea continua de texturas que atrapan y figuras que hipnotizan. Una línea que evoluciona constantemente sobre muros, papeles, telas y pantallas transportándonos a un mundo idílico donde se mezclan color, texturas y amor. En la actualidad, su obra va en dirección a la abstracción de las formas con las que ha trabajado durante toda su carrera, tanto en las intervenciones en el espacio público como las obras e instalaciones de estudio”.
pacidelucia1
La ampliación ha significado la llevada a cabo de un túnel de 1417 metros de longitud. La estación ha sido construida mediante pantallas continúas de 1 metro de espesor y utilizando el método cut and cover. En añadido a esto se ha llevado a cabo un pozo de ventilación y bombeo y una salida de emergencia. Esta nueva estación va a dar servicio a 50.000 vecinos de la zona de Mirasierra, Montecarmelo y Arroyo Fresno. Y ha supuesto un gasto de 191 millones de euros.