Aunque el tiempo parezca dictar lo contrario, ya estamos en primavera. ¿Qué mejor que planear una escapada a una de las islas más bonitas de Mediterráneo? No hablamos de otra que de Ibiza, que contrario a lo que muchos piensan, es una isla para disfrutar todo el año. Desde hace tiempo, la Pitiusa se desmarca del verano, para hablar de sus encantos en otras estaciones. ¿Lo que nos espera? Un paraíso cercano, que muestra en estos meses, su verdadera esencia.

Otra Ibiza es posible. Más allá de la fiesta, más allá del turismo de masas. Una Ibiza real y apasionante, bella y atractiva, relajada y estimulante a partes iguales. La menor afluencia de visitantes en primavera, permite disfrutarla a un ritmo calmado, a embelesarse con sus paisajes inigualables, a comerse todo lo que tiene que ofrecer y a descansar en sus hoteles.

La isla puede presumir de tener fantásticas playas de aguas cristalinas que, en estos meses del año, conviene visitar para recargar vitaminas. Pero también cuenta con pequeños municipios que son toda una delicia para empaparse de la esencia ibicenca. Y lo mejor de todo, es que se disfrutan los 365 días del año. Subir hasta lo alto de Puig de Missa, el pueblo mirador con su iglesia, en lo alto de Santa Eulária des Riu, pasear por Santa Gertrudis y Dalt Vila o conocer Sant Josep de sa Talaia son planes imprescindibles.

¿Qué tal disfrutar de un atardecer de infarto? En esta época del año, la estampa desde las salinas de Ibiza no puede ser más bucólica, cuando el sol se va escondiendo y tiñendo los estanques de mil y un colores, con los flamencos como telón de fondo. Otro de los más impresionantes es el que se ve desde la Torre des Savinar, con la impresionante Es Vedrá al fondo.

¿Buscas alojamiento para esta temporada? La respuesta es Invisa Hoteles, tanto si viajas con amigos, como si lo haces con familia o en pareja. Puedes encontrar hoteles de esta cadena en toda la isla, hoteles familiares, hoteles adults only, todo incluido… Nuestra recomendación es el hotel en San Antonio Ibiza, situado en una de las zonas más animadas en estas fechas. Se trata de un tres estrellas, adults only, con todo lo que necesitas para una estancia inolvidable. Dispone de 175 habitaciones amplias y bañadas de luz natural, piscina y solárium y un restaurante donde probar cocina mediterránea e internacional.

Por último, Ibiza también es una isla para comérsela y hay muchos restaurantes que abren todo el año, como Sa Nansa, muy cercano a Marina Botafoch, especializado en cocina de la isla con platos típicos como el bullit de peix o la fideuà. Otro de los imprescindibles es el Bar Costa, en la plaza de la iglesia en Santa Gertrudis, donde preparan los bocadillos más ricos de la isla con pan payés y embutidos caseros como el salchichón de ciervo o la sobrasada ibicenca. ¿Y una pizza con premio? En Can Pizza, en Sant Jordi, que obtuvo el premio a la Mejor pizza de España estilo libre en 2021.

Deja un comentario