Nada supera la sensación de sentirse pequeñito junto a un gran buque. Con la vuelta a la normalidad, regresan los grandes viajes en crucero. Viajar en crucero es una experiencia maravillosa, de esas que uno recuerda para siempre y solo piensa en repetir.

¿Nuestra naviera preferida? Costa Cruceros, que es sinónimo de vacaciones fantásticas. Ya sea por el Norte de Europa, por el Caribe, por el Mediterráneo o haciendo un crucero Islas Griegas esta será la elección más inteligente. Porque Costa Cruceros marca la diferencia, por muchas y numerosas razones.

Porque destilan Italia por los cuatro costados, como uno de sus nuevos buques, el Costa Venezia, tomando como inspiración la Riviera Italiana o el Costa Firenze, que rinde homenaje a Florencia. Porque son sostenibles, apostando por los viajes con gas natural licuado, como lo hace el Costa Smeralda, reduciendo al máximo las emisiones de un barco de este tonelaje. Porque Costa Cruceros es diversión.

Y eso lo consiguen con sus extensos programas de entretenimiento a bordo. Porque en sus barcos puedes disfrutar desde las piscinas al aire libre, los espectáculos de primer nivel, mini golf y aventura y hasta un museo en el mar, el CODE que presenta un recorrido por el diseño italiano a bordo del Costa Smeralda. Y ya fuera del barco, sus destinos son de ensueño y sus excursiones excitantes y fantásticas, en las que consigues capturar la esencia de cada escala.

La gastronomía es otra de las puntas de lanza de Costa Cruceros. ¿Qué mejor plan hay que deleitarte a bordo de buena cocina? En ningún otro lugar podrás disfrutar un Aperol Spritz Bar, un Campari Bar o un Nutella Bar mientras surcas el Mediterráneo. Por no hablar de sus maravillosos restaurantes tipo buffet, el teppanyaki o Sushino at Costa, el primer bistró de sushi en el mar.

La compañía da además un paso adelante y se alía con tres pesos pesados de la cocina europea, la chef Hélène Darroze, Bruno Barbieri y el español Ángel León. Juntos han diseñado la nueva carta gastronómica de Costa Cruceros, para proporcionar al viajero un viaje, también culinario. Y lo hacen a través de especialidades y los platos del destino, una reinterpretación del trío de estrellas Michelin de las tradiciones gastronómicas de los destinos en los que atraca el barco.

Hay más, porque más allá de llevarnos a destinos increíbles, Costa Cruceros, en su apuesta por la sostenibilidad, juega un papel muy importante en el futuro de la alimentación. Para ello, la naviera italiana a través de su fundación, se ha unido al tres estrellas Michelin Ángel León, del restaurante Aponiente, para investigar acerca de la ‘comida del futuro’. Se trata del cultivo de un grano marino o arroz del mar, la zostera marina, que además de tener grandes propiedades a nivel nutricional, contribuye a mitigar el cambio climático y minimizar las emisiones de carbono, gracias a su poder de absorción.

Deja un comentario