Tenemos nuevo objeto de deseo. Se llama PIRI PIRI y es el nuevo y auténtico frango para fora, una receta portuguesa, que llega a Madrid dispuesto a conquistarnos. Los amantes de esta emblemática receta de la gastronomía popular lusa están de enhorabuena pues a partir de ahora podrán saborear este delicioso plato elaborado en su local del barrio de Lavapiés (calle Mesón de Paredes, 15) como en sus domicilios y degustar, así, un pedazo de Portugal, sin necesidad de viajar.

PIRI PIRI ofrece una propuesta gastronómica auténtica, de calidad y a precios asequibles inspirada en las costumbres de los míticos locales portugueses de “frango para fora” o “pollo para llevar”. El concepto, concretamente, es sencillo: frango hecho al carbón acompañado de la famosa salsa piri-piri y distintas guarniciones, a menudo para llevar a casa y para compartir. De ahí el término de “para fora” / “para fuera”.

Sabor a brasa y a piri-piri

Siguiendo paso por paso la tradición portuguesa, en PIRI PIRI se trabaja únicamente con frangos (pollos seleccionados de alta calidad procedentes de Portugal), los cuales se diferencian de los que son más habituales en España por ser algo más pequeños, mientras que su carne es más fibrosa y compacta. Una vez abiertos, se maceran con una salsa especial de la casa que contiene varios ingredientes, entre ellos pimentón, para, a continuación, asarse a la brasa de carbón durante el tiempo justo para estar jugosos y suaves por dentro y crujientes por fuera. Antes de servirse (o de empaquetarse si es para llevar), se barnizan con la salsa que el cliente escoja (naranja, limón o la clásica piri-piri) y se corta en varios trozos para que sea más cómodo de comer.

Si bien el frango, ya sea por mitades (6,5€) o entero (11,50€), es el gran protagonista de PIRI PIRI, merecen mención especial los sides o guarniciones que completan su propuesta gastronómica. Entre ellos están la Grelhada, una selección de verduras asadas al josper (tomates cherry, calabacín, cebolla y berenjena), las Patatas asadas con ajo y perejil, el Arroz Especial con cacahuetes y arándanos y, por supuesto, las Patatas Fritas en su punto óptimo de fritura y que cuentan con todo el potencial para convertirse en un referente en Madrid. Todos los sides están disponibles en dos formatos: individual (3,75€) o para compartir (4,50€).

Además, y como una alternativa al frango perfecta para veganos o vegetarianos, está la La Chica de la Casa, una original ensalada con mezcla de lechugas, canónigos y rúcula con calabaza asada, champiñones Portobello, tomates cherry y cebolla morada con aderezo ligero de limón y ajo.

El momento dulce corre a cargo de los exquisitos Pastéis de Nata (2,5€), elaborados a diario por un obrador artesano y de la suculenta Tarta de Queso a las Brasas (3,5€), inspirada en la mítica receta del bar La Viña de San Sebastián pero cocinada, en este caso, a la brasa, consiguiendo irresistibles matices ahumados.

Y también para llevar a casa

Así, la opción Frango Single está pensada para una persona y por ello incluye medio pollo asado junto a una ración de patatas fritas individual y un pastel de belem por 12€. Por su parte, el pack llamado Frango para 2 contiene un pollo entero con patatas fritas grandes, una ración de grelhada (vegetales asados) y una porción de tarta de queso a las brasas por 23,50€, con lo que es una excelente elección para comer o cenar dos personas. Además, para reuniones de amigos o familiares, también está disponible el pack Frango para 4 que incluye: dos pollos al carbón, dos raciones de patatas fritas grandes, una ración de grelhada y cuatro pasteles de belem. Todo ello por un precio de 46€.

Todos estos packs están disponibles para pedir a domicilio a través de la propia web de Piri Piri, con entregas garantizadas para un radio de hasta 10 km. Y también a través de las principales plataformas de delivery. Igualmente, se pueden gestionar pedidos directamente a través del restaurante para su recogida en el propio local.

Deja un comentario