¿Puede haber algo más rico que el fuet? Ya sabemos, que cuando hay en casa, rápidamente desaparece. Es imposible tomar solo un pedacito, siempre apetece más. No se necesita más que carne de cerdo y pimienta para elaborar este embutido típico de Cataluña. Pero su popularidad ha traspasado fronteras. Es el rey de los picoteos, de los aperitivos… se suele tomar frío y cortado en pequeñas rodajas, pero su versatilidad es tan grande que hasta se pueden elaborar con él muchas recetas de cocina.

Tartar de fuet

¿Una de las más ricas y fáciles de hacer? El tartar de fuets. Acostumbrados a elaborarlo con carne cruda, el tartar es una preparación que admite todo tipo de materia prima. Pescado, otras carnes y hasta embutidos, como es el caso del fuet. ¿Qué necesitamos? Toma buena nota. Nos haremos con una barra de fuet, por ejemplo del de Campofrío que siempre es un acierto y además cuentan con una versión más healthy elaborada con pavo en vez de cerdo. Necesitaremos un tomate pera pequeño, una cucharada de cebolla picada y una cucharada de pepinillos. Para el aliño, utilizaremos mostaza al gusto, pimienta negra molida, aceite de oliva virgen extra, cebollino y una yema de huevo.

La elaboración no puede ser más sencilla. Podemos cortar el fuet en rodajas y picarlo con la ayuda de un robot de cocina o cortarlo a cuchillo nosotros mismos. Junto al fuet picado, añadiremos el tomate rallado, la cebolla y los pepinillos en un bol, para después añadir el aliño y remover todo. Para emplatarlo y que quede a modo de tartar, ayúdate con un aro. Decora con un poco de cebollino y sírvelo con tostadas de pan. Será todo un éxito. Si quieres elevar la receta un poquito más y sorprender a tus invitados, sigue esta forma de prepararlo que elaboran los hermanos Torres.

Huevos estrellados con fuet

Una de las recetas más ricas y fáciles de preparar, son unos huevos estrellados. La clave está en elegir una buena patata y huevos de corral para que elevar el plato a lo más alto. Muchos añaden jamón ibérico, foie y hasta gambas. Pero, ¿y si probamos a hacerlos con fuet? La receta es tan sencilla como cortar la patata al gusto o trocearla como cuando haces una tortilla y freírlas en una sartén con aceite de oliva y un poquito de ajo para que cojan más sabor. Las reservamos y añadimos en este momento las rodajas de fuet al plato. Después fríe los huevos en la misma sartén, disponlos sobre las patatas y el fuet y rómpelos para que la yema impregne todo el conjunto. ¡Estarán deliciosos!

Estas son solo algunas de las recetas que más triunfarán utilizando el fuet de Campofrío como ingrediente protagonista, pero ¿sabías que puedes replicar muchas más? Pero si eres de los que prefiere tomarlo solo y disfrutar de su sabor, aquí te dejamos una forma perfecta de cómo maridar este y otros embutidos con vinos.

Deja un comentario