Ampliamente conocido por su “barra” y su extensa variedad de cocktails y destilados del mundo, por su ambiente animado y su servicio, Bristolbar es también un restaurante consagrado a la auténtica cocina tradicional británica con propuestas que van desde el original Roast Beef o el Fish & Chips hasta el Chicken Tikka Masala. Ahora, el restaurante da un paso más en su afán por acercar al público madrileño la riqueza y versatilidad culinaria de las islas británicas con la incorporación del chef galés Morgan Whitelegg.
Como es común a la cultura inglesa, la cocina de Morgan y del Bristolbar es una cocina anclada en sus tradiciones y perfilada por las múltiples influencias culturales de todos los países donde han trabajado: Gales, Escocia, Italia, Francia, los Alpes austriacos, o España, destacando su paso por Mallorca donde adquirió un profundo amor por los sabores e ingredientes mediterráneos.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Por eso, su propuesta en Bristolbar profesa la doctrina del “Homemade: todo hecho en casa”: Desde los fondos a las salsas, las pastas o las guarniciones, desde el hojaldre del Beef Wellington hasta los biscuits o los scones del Afternoon Tea.
Entre las nuevas aportaciones a la carta de Bristolbar sobresalen dos entrantes: el “Homemade” Foie mi-cuit acompañado de mermelada casera de higos y Salmón marinado en ginebra de Lima & crema Mascarpone, de potente sabor cítrico.
Entre los principales destaca muy especialmente el Solomillo Wellington con mostaza de estragón y especias, hecho con carne de buey español en lugar de ternera, para conseguir “mayor sabor” final. De inspiración mediterránea son los sabrosos Tagliatelle al Buey de mar, de pasta 100% casera, que se presentan en su propio caparazón y aderezado con ajo, tomillo, chile, lima, cilantro y pimiento verde. Y de Francia llega un suculento plato de fusión: el Cassoulet, un guiso típico del sur de Francia adaptado a nuestra gastronomía con fabes asturianas.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
En la sobremesa no puede faltar la tradición repostera británica con postres caseros como el Souffle de chocolate, el Cheescake o la very british Apple Pie & Custard.
Todo ello puede disfrutarse en la comodidad y elegancia del salón Churchill Lounge o de manera informal en su zona de barra.

Deja un comentario