El brunch es la fusión entre el desayuno y el lunch, creando un nuevo concepto. En los últimos tiempos en Madrid se ha puesto de moda esta idea que a muchas personas les encaja muy bien ya que puede valer como desayuno para quien, el fin de semana, se levante algo más tarde porque esté disfrutando de su descanso o vacaciones, así que así con este brunch no se arriesga a quedarse sin el desayuno que se suele acabar a media mañana. Algunos de los lugares madrileños que ofrecen este servicio en el centro de Madrid atraen a muchos turistas de Europa y a personas que quieren pasar unos días de lujo y visitar la ciudad comiendo bien.

La infinito Café, El Federal Café, The Toast Café, La Tita Rivera o El Café Olivier son algunos de los rincones que ofrecen brunch en Madrid.

brunchenmadrid

Vamos a hablar de este último, El Café Oliver, “sitio de brunch por excelencia. Este restaurante café tiene 50 años de tradición y no te va a defraudar en cuanto a la calidad del producto. La decoración clásica con ambiente parisino. La situación es ideal si quieres perderte por calles y tiendas bonitas y diferentes de Madrid, es una de las reseñas escritas sobre este café. Creado en 1966 por Adolfo Masillach. Se trata de un restaurante de referencia en Madrid, pionero en el concepto del brunch en la capital. Ahora, se amolda a los tiempos y se traslada al mismo corazón de Madrid: al emblemático barrio de Las Letras. Un local más grande y “con más magia si cabe si el anterior”.

brunchenmadrid1

En este cambio de local, el Café Oliver va a mantener su esencia y su ambiente, así como su estilo clásico que siempre le ha caracterizado. Uno de los rincones favoritos de artistas, actores, escritores, turistas y de los madrileños más trendy. El Café Oliver disponde de múltiples espacios y de una opción de carta, desde el menú del brunch, un picoteo en la barra,  una copa de champagne o un snack.
Todo girando en torno a la comida mediterránea con influencias francesas, italianas, españolas y marroquíes. A este cambio de ubicación se van a sumar nuevos platos en su carta: Raviolis de langostinos con salsa de Azafrán o el Ceviche de atún y bacalao con leche de coco y maracuyá. Se mantienen las especialidades como el Steak Tartar con patatas fritas caseras.
El menú del brunch consta de zumo natural, bebida caliente, bollería casera, pan con mantequilla y mermelada, actimel. Un primero para elegir entre Huevos Benedictine, Revueltos con queso y hierbas. Huevos fritos con queso y hierbas o huevos fritos con bacon. El segundo plato a elegir entre ensalada Caesar, Cheeseburguer, Pancakes con sirope de savia de arce o Ensalada Tropical (fruta fresca).