Ubicado en una antigua bodega del S.XVII, este restaurante con cocina mediterránea de vanguardia, es un espacio único lleno de secretos e historias. Una auténtica joya arquitectónica, llena de bóvedas románicas y laberintos con más de 400 años, preparado para ofrecer la mejor experiencia culinaria y festejar los mejores eventos privados.
La Bodega de los Secretos (San Blas, 4) fue restaurada conservando su espacio original de más de 8 kms de juntas de ladrillo cocido.
Restaurante Bodega de los Secretos-6
Durante el XVII, había que pagar un tributo llamado “Sisa” a la entrada de la ciudad para vender mercancías en Madrid. Para evitar el pago de este impuesto, los comerciantes utilizaban, muy probablemente, dos de los tres pasadizos clandestinos que poseía la bodega, descubiertos durante su restauración. Al limpiar uno de estos pasadizos aparecieron bayonetas de la época de la guerra con Napoleón y armas de la Guerra Civil, lo que hace pensar que estos se utilizaron como escapatorias para huir de las tropas en épocas de guerra. Alguno de ellos proporcionaba acceso al antiguo hospital donde ahora se encuentra el Museo Reina Sofía.
Bodega 10
La cocina mediterránea de Bodega de los secretos, llena de contrastes y matices, está presente en la carta a través de unos suculentos entrantes, entre los que se encuentran el ceviche sobre guacamole con láminas de coco y coulis de mango, sus exquisitos platos de alcachofas o el pulpo a la brasa con aceite de pimentón y muselina de patata trufada. Destacan entre los pescados platos como  el tataki de atún rojo con costra de sésamo y dados de mango o la corvina confitada a baja temperatura con colitas de cigala. En la selección de carnes se pueden encontrar propuestas como el solomillo de ternera con moixernons y trufa o el trio de mini steak tartar con matices de trufa, anchoa y wasabi, para los amantes de experiencias más atrevidas.
_IBC5845
Para maridar esta elaborada oferta gastronómica, el sumiller propone una carta de vinos con referencias de las principales D.O. españolas, concediendo especial importancia a los pequeños productores.
Bodega de los Secretos abrió sus puertas como un espacio único para celebrar eventos privados, motivado por las características de su arquitectura. En la actualidad, además de ser un restaurante con un enclave inigualable, sigue manteniendo su esencia y se ofrece, igualmente, para la realización de todo tipo de actividades y celebraciones especiales.
Este restaurante se convierte así en el rincón más especial para hacer de los eventos y la experiencia gastronómica algo para recordar.