Ángelo Marino, chef de Mercato Ballaró,  da la bienvenida al otoño e incorpora a su carta varios platos elaborados con el producto de temporada más selecto del mercado. Lo mejor del mar y la tierra se refleja en cada una de las propuestas culinarias de este restaurante siciliano.
Verduras sicilianas como el tennerumi, las hojas del típico calabacín de Sicilia, se  lucen en el plato de Linguini con tennerumi e bottarga; las Berenjenas parmesanas revisitadas o los Tomates rellenos de guiso marinero aportan a la carta el puro sabor mediterráneo de esta cocina siciliana.
Berenjenas Ecológicas rellena de tomate, tres tipos de queso siciliano, crema de burrata y crujiente de queso
Rebozuelos, boletus, trompetas de la muerte, chantarellas, entre otras variedades de setas, llegan a Mercato ser degustadas de diversas formas, en crudo, como en el Carpaccio de Boletus, cocinadas en risotto, salteadas con parmesano o con pasta fresca, como el Raviolo grande con huevo espinacas y setas y requesón. Además serán fieles compañeras de algunos de los platos de caza, perdices, faisán, jabalí, venado, que tendrán su protagonismo en los próximos meses.
Salteado de setas, boletus y amanitas.
Mención especial merece el guiso marinero preparado con pescados de roca, mero, cabracho, pargo, urta o pez limón, un plato en el que Ángelo Marino imprime toda su esencia mediterránea. Chipirones con frascatole, una pasta hecha a mano de la provincia de Trapani, o el Boquerón gordo al ajillo e finocchietto (verduras e hinojo silvestre) plasman la auténtica cocina de mercado.
Carpaccio de Boletus y amanitas con lascas de parmesano
Además, Mercato Ballaró amplía su carta de vinos con una selección de clásicos españoles que se suman a las referencias habituales del siciliano, sus ya bien conocidos vinos naturales, ecológicos y biodinámicos elaborados por pequeños productores en distintas regiones del extenso viñedo italiano.