Si cuando se piensa en Asturias lo primero que viene a la mente, después de sus verdes parajes, es lo bien que se come y se bebe en la tierra de Pelayo, ahora esos recuerdos se pueden paladear junto a la Puerta del Sol con un ‘culín’ de sidra en la mano gracias a La Buena Sidra (Las Fuentes, 9). Este nuevo restaurante, ubicado en pleno centro de la capital, a tan sólo tres minutos a pie de la Plaza Mayor, promete traer un pedazo de la ‘tierrina’ a todos los nostálgicos y enamorados de esta provincia y de su gastronomía, y descubrírsela a los turistas, que pueden dar un ‘salto’ de 500 kilómetros hacia el norte con tan solo cruzar su puerta.
Comedor La Buena Sidra
Pero lo más llamativo, además del enorme tonel de sidra que recibe al entrar, es su precio. Por un ticket medio de 13 euros, en La Buena Sidra uno puede transportarse a un auténtico chigre asturiano, en el que hasta los celiacos pueden disfrutar de gran parte de la carta, incluso de los platos rebozados, ya que se elaboran sin gluten, y regarlo con unos ‘culines’. Y es que como todo asturiano que se precie sabe, esta bebida es peligrosa si no va de la mano de algún sólido, y por eso, nada mejor que acompañarla con las sugerencias de tapeo de la carta, como unas Patatas al Cabrales, Croquetas de lacón al pimentón, Pimientos del piquillo rellenos de centollo o sus ricos pasteles: De oricios, de cecina de León, de nécora o ‘Covadonga’, hecho con paté de avellanas, queso cabrales y trucha ahumada.
Pote asturiano La Buena Sidra
Como platos fuertes, sus Cachopos, la Fabada asturiana, los estupendos cortes de ternera Xata Roxa, o la Parrillada de carnes, perfecta para ‘espichas’ o comilonas, o guisos como el Pollo picantón a la sidra con patatas y pimiento. Todos ellos dan forma a una carta completa y accesible, de lo más asturiana, que se convierte en el complemento ideal de la verdadera protagonista: la sidra, que se vende por botellas a 3’50 €. Disponen de menú del día por tan sólo 9’90 € y menús de grupos desde 22 € con barra libre de sidra incluida. Para el que no quiera abusar del jugo de manzana, también tienen vino y una suculenta oferta de caña más pincho por 1’20 €. Muchas alternativas para disfrutar, bien desde la zona de la barra en sus taburetes, de pie en torno a los barriles, o bien desde los dos comedores con sosegadoras vistas a los lagos de Covadonga retratados en sus paredes.
Fabada Asturiana La Buena Sidra
Un ambiente 100% astur, ya que sus promotores, Javier, Ramiro, Alejandro y Nacho, asturianos de pro y enamorados de la tierra, han aprendido en su aventura malagueña, donde empezó la andadura de La Buena Sidra, a ofrecer al público lo que busca. Ya sea para celebrar eventos como cumpleaños, graduaciones, aniversarios, o ¿por qué no?, para disfrutar de un momento cualquiera en el que se consigue reunir a los atareados amigos: bien para tomarse una tapa, unas sidras a media tarde, o una gran cena a modo de ‘espicha’. En definitiva, el restaurante perfecto para descubrir esta sabrosa gastronomía, en el que la cantidad abundante y el buen precio marcan la diferencia en el entorno en el que se sitúa.
Lacón  con patatas cocidas y pimentón La Buena Sidra
La Buena Sidra tiene aforo para 30 personas de pie y 15 sentadas en barra y otras 90 más en los comedores, de los cuales uno podría convertirse en reservado para 30. Y si se prefiere disfrutar del festín en casa, también tienen servicio take away. Cierran los lunes por descanso, y de martes a domingo el horario es de 12:00 de la mañana a 02:00 de la madrugada ininterrumpidamente, salvo los martes y miércoles, que cierran entre las 16:30 y las 20:00 horas.
Fuera nostalgia… la puerta está abierta para ‘cruzar el Pajares’ y meterse de lleno en el corazón de Asturias.
Detalle comedor La Buena Sidra